Ourense

Hallan nuevos cebos de comida con alfileres en calles de A Ponte

Ourense

EN LA CIUDAD

Hallan nuevos cebos de comida con alfileres en calles de A Ponte

Dos vecinas pasean sus respectivos perros por la zona en que aparecieron los cebos.
photo_cameraDos vecinas pasean sus respectivos perros por la zona en que aparecieron los cebos.

Los dueños de perros extreman la seguridad en los paseos: "El que haya hecho esto es un asesino"

La Policía Local de la ciudad retiró nuevos trozos de comida con alfileres (los últimos en la mañana de este domingo) que estaban esparcidos por la vía pública. Los agentes sospechan que fueron colocados para que los comieran un perro cuando su dueño lo sacara a pasear, lo que pondría al animal al borde de la muerte. El pasado día 9, una patrulla fue alertada de la presencia de trozos de jamón con alfileres tirados en distintos puntos de la calle río Arnoia, a la altura del túnel bajo la vía del tren.

En esta ocasión, el autor no utilizó jamón. Recurrió a golosinas con rayas, simulando tiras de beicon, para introducir los alfileres. Después los arrojó enComida con alfileres hallada en A Ponte. los accesos al parque canino, situado entre la  estación de autobuses y la carretera N-120, y el cruce que forman las calles río Támega y río Avia. En ambas zonas son aprovechadas por los dueños de perros para  pasearlos. "Esta mañana -por este domingo- varios vecinos inspeccionaron todo el recinto del parque canino pero no hallaron más trozos de comida con alfileres", aseguraba Pilar Rodríguez, al tiempo que no perdía de vista su perra, una bulldog francés. "Estoy atenta porque echa la boca a todo lo que en el suelo", añadía.

El hallazgo de los cebos obligó a los dueños de perros a extremar la precaución a la hora de sacarlos a la calle. "El que está haciendo esto es un auténtico asesino. Quiere hacer daño y le da igual que el cebo lo muerda un perro o lo coja un niño, que todo es posible", aseguró Marcial García mientras sujetaba a su perro en la calle río Támega para que no olfateara nada.

La Policía Local decidió incrementar la vigilancia y no solo en el barrio de A Ponte, en todo el casco urbano. Los agentes no descartaban este domingo que el autor esparza más trozos de comida, ante la que solicitan colaboración a la ciudadanía para poder identificarlo. Piden que cualquier persona que aprecie algo extraño o lo vea esparciendo los cebos avise de inmediato. 

En la jefatura local de A Ponte se trabaja con la hipótesis de que la persona que colocó los trozos de jamón con alfileres en la calle río Arnoia, es la misma que esparció  durante la jornada del sábado las golosinas en los accesos al parque canino y en el cruce de las calles río Támega y río Avia. 


Intento con otro tipo de producto hasta hacer daño


Los cebos con alfiles también fueron detectados el pasado mes de abril en Carballiño, después de que dos vecinas tuvieran que auxiliar a un perro.
La Policía Local trabaja con la hipótesis de que el autor volverá a intentarlo con otro producto hasta hacer daño.