La Región

SUCESO

Cinco heridos, uno grave, en tres accidentes de tráfico

Dos turismos se salieron de la vía y tres ciclistas chocaron entre ellos

Cinco heridos, uno grave, en tres accidentes de tráfico

La provincia vivió este domingo un accidentado domingo que se saldó con al menos cinco personas heridas en las carreteras ourensanas, una de ellas, en estado grave. 

Alrededor de las seis de la mañana, un turismo salió de la vía tras chocar con la bionda en la A-52, en sentido Porriño, a su paso por el término municipal de San Cibrao das Viñas. El conductor, W. F. M., de 22 años, dio positivo en el control de alcoholemia –duplicó la tasa máxima permitida de alcohol en aire espirado–. Tanto él como el copiloto, de 20 años, resultaron heridos leves y fueron trasladados al CHUO. Hasta el lugar se desplazaron, además de urgencias médicas, un equipo de atestados, una patrulla de la Guardia Civil y una dotación de bomberos de San Cibrao. 

En Vilamarín, tres ciclistas se cayeron después de que uno de ellos colisionase por alcance con el que le precedía. Sobre la una y media del mediodía, uno de los heridos alertó al 112 del siniestro, ocurrido en la N-525 a la altura de Tamallancos. Ángel V.D., de 59 años, fue trasladado al CHUO por el helicóptero de emergencias sanitarias, después de comprobar su estado de gravedad. El hombre ingresó en el CHUO en la unidad de críticos, pero horas después y ante su mejoría, los médicos lo pasaron a la UCI. 

Pasadas las 16,00 horas, se produjo una salida de vía a la altura de  la localidad de Fumaces (en el término municipal de Verín), también en la N-525. El turismo salió de la carretera y terminó volcado en el terreno colindante. El conductor, Silvestre P. P., de 63 años y vecino de Fumaces, y la copiloto del turismo, Socorro P. P., de 62 años, resultaron heridos leves a causa del impacto. 

Desde la Guardia Civil de Tráfico están investigando las causas detrás del siniestro, y no se descarta la "posible somnolencia" del conductor como causa. Hasta el lugar del siniestro vial se desplazaron una patrulla de motoristas de la Guardia Civil, un equipo de atestados del Subsector de Tráfico de Ourense, dos ambulancias del 061 y dos dotaciones de bomberos del municipio de Verín.