Ourense

La hostelería de la provincia es la más tocada de Galicia

Ourense

Economía

La hostelería de la provincia es la más tocada de Galicia

Primer sábado de vermú en las terrazas de la Plaza Mayor (MARTIÑO PINAL).
photo_camera Primer sábado de vermú en las terrazas de la Plaza Mayor (MARTIÑO PINAL).
El covid provoca caídas del 19,9% en la afiliación de empleados por cuenta ajena, el peor dato gallego

La hostelería ourensana, comparativamente con el resto de Galicia, es la que más está sufriendo las consecuencias de la crisis del covid. Tanto en términos de empleo por cuenta ajena como en número de autónomos que han tenido que abandonar su actividad, Ourense es la que más efectivos ha perdido desde marzo del año pasado —momento en el que se decretó el estado de alarma y se suspendieron todas las actividades— hasta enero de este año, de nuevo con limitaciones por la tercera ola de contagios.

Cierres y reaperturas

Así lo demuestran los últimos datos de la Seguridad Social en los diferentes sectores, que revelan hasta qué punto se puede debilitar el plus de resistencia del gremio, sometido a cierres y reaperturas cíclicas en los últimos meses. 

A este respecto, si los dos elementos de la comparación abarcan marzo del año pasado y enero de este ejercicio, la caída en Ourense de trabajadores por cuenta ajena en el citado periodo fue del 19,9% y de un 3,7% en la cifra de autónomos. 

En Lugo el descenso se quedó en el 17,7% en términos de afiliación de empleados por cuenta ajena y en el 3,3% en el caso de los autónomos. Muy cerca quedó Pontevedra, con un descenso del 17,6% en el primero de los supuestos y del 1,4% en cuanto a los autónomos. Por último, A Coruña perdió en el periodo señalado un 17% de su empleo en el régimen general y un 3,2% en la caso de los puestos de trabajo por cuenta propia.

La evolución en la afiliación a la Seguridad Social refleja también las sucesivas oleadas y las desescaladas correspondientes como medidas sanitarias ante la evolución de la pandemia. Es decir, los cierres de bares, restaurantes y cafeterías durante este periodo. Entre marzo y abril del año pasado se perdieron 395 afiliados al sistema público en el apartado de hostelería. La desescalada de mayo y junio permitió la reincorporación de efectivos hasta llegar a los 5.109. Aún crecería la cifra en julio, con 5.254, por lo tanto incluso superando levemente la cifra de marzo. Sin embargo, el final del verano y las restricciones impuestas en el otoño han permitido recuperar el empleo, como tampoco lo ha conseguido la campaña de Navidad, con una muy limitada actividad en el sector.

La crisis del covid ha dejado también secuelas en otras actividades del sector servicios, caso del comercio, aunque la caída de afiliación a la Seguridad Social no fue tan pronunciada como en el caso de la hostelería. 

En marzo del 2020 el sistema tenía 12.024 altas como trabajadores por cuenta ajena, una cifra que también experimentaría un descenso leve, del 1,4%, pero constante durante la mayoría de los meses del último año. En el caso de los autónomos, la bajada fue prácticamente inapreciable, de un 1,6%

Comercio

El peso de la hostelería y el comercio son determinantes en el cómputo de la afiliación sectorial. En el caso del comercio representan el 16,1% de todos los afiliados al régimen general (73.540 a finales de enero) y la hostelería aporta el 5,7% sobre el total.  

Te puede interesar