Ourense

CORONAVIRUS EN OURENSE: Sin huerta a más de 500 metros: la despensa del rural se resiente

Ourense

ALERTA SANITARIA

CORONAVIRUS EN OURENSE: Sin huerta a más de 500 metros: la despensa del rural se resiente

Manuel González trabajando ayer su finca en la localidad de Sadurnín, en Cenlle.
photo_cameraManuel González trabajando ayer su finca en la localidad de Sadurnín, en Cenlle.
Resignación ante la nueva norma: "Si no sulfato ahora se puede perder el trabajo de todo el año"

Los agricultores que solamente cultivan para autoconsumo han recibido con resignación las condiciones que ha establecido la Consellería de Medio Rural para frenar los contagios por el coronavirus. Unos están más afectados que otros, fundamentalmente por la prohibición de desplazarse a más de 500 metros desde su vivienda para realizar las labores del campo. Los más perjudicados son aquellos que no tienen sus tierras en el entorno de sus casas, aunque la mayoría, apuntan, tienen sus huertas próximas.

Luis Castro, jubilado de la localidad carballiñesa de Partovia, tiene sus fincas en el municipio vecino de San Amaro, por cuyo motivo las exigencias de Medio Rural han puesto fin a sus planes de cosecha para este año, si la situación no cambia. "Tengo viñas y la huerta a siete kilómetros y había previsto ir en estos días a sulfatar porque están naciendo los brotes y si no se tratan ahora se puede perder la cosecha y el trabajo de todo el año". Además, tenía en proyecto empezar a preparar la tierra para cultivar lechuga, judías, guisantes y repollos, y un poco más adelante tomates y pimientos. Por eso, "es un duro golpe para la economía familiar y peor para la gente que vive del campo porque tiene ingresos bajos", puntualiza.

NEWSLETTER

Suscríbete gratis al boletín especial del coronavirus de La Región

Manuel González, del pueblo de Sadurnín, en Cenlle, se mostraba totalmente de acuerdo con la medida. "Este no es un trabajo de aficionados es un complemento para la economía doméstica y para trabajar no es necesario desplazarse, quien tenga las fincas lejos siempre puede utilizar las de un vecino ya que hay muchas abandonadas". Este vecino de Sadurnín se siente muy orgulloso de su agricultura ecológica, porque "el pasado año no utilicé ni tan siquiera el tratamiento natural que está autorizado". Afirma que estaba pensando en no trabajar las propiedades que tiene más retiradas ya antes de la prohibición. "Quedarán este año en reposo y eso es bueno para la tierra", asegura.

Carlos García Alén es viticultor y socio de la Cooperativa Vitivinícola del Ribeiro, por cuyo motivo no está sujeto a estas nuevas condiciones, salvo en la huerta, que "la tengo pegada a la casa, como la mayoría de los vecinos del rural".

Jorge Freigedo, también viticultor, afirmaba sentirse desconcertado ante estos nuevos cambios porque "no sé lo que hacer, si es que me vale el carné de fitosanitario para poder desplazarme a las viñas. Yo vendo uva y vino, pero si esto continúa incluso tendremos que abandonar los viñedos".

Prohibido trabajar dos personas en la finca y la excepción de cuidar a animales

Josefa López, vecina de Ourense pero que tiene en Lodoselo (Sarreaus) su segunda vivienda, asegura que la nueva medida le impedirá cuidar de su huerto en esta localidad de la comarca limiana. "Teníamos plantados guisantes, berzas, zanahorias... y ahora íbamos a cultivar patatas y repollos", explica Josefa. "Entendemos que cuando pase el confinamiento ya no va a servir, porque no podemos ir hasta Lodoselo", añade. Josefa tiene esta huerta para autoconsumo en la localidad, y admite que el inicio de la cuarentena le pilló en Ourense. 

Los afectados no sólo no podrán desplazarse a más de 500 metros de su vivienda habitual, ya que la Consellería de Medio Rural impone otras condiciones como que no pueden trabajar dos personas en la misma finca y también para los que venden sus productos deberán acreditar que no son de autoconsumo si trabajan en propiedades alejadas de su casa.

De estas nuevas normas se salvan, en todo caso, aquellas personas que en esas mismas fincas a más de 500 metros de distancia tienen animales, además de productos de huerta o viñedos

La necesidad de darles de comer a unas gallinas, a los cerdos o a los perros, entre otros animales domésticos, dejan exentos a sus dueños de las nuevas condiciones. Son muchas las personas que aprovechan sus fincas para tener gallinas y así disponer de huevos caseros igual que verduras o fruta.

Más en Ourense