La Región

ENTREVISTA - IGLESIA

"La Iglesia no tiene recursos para mantener el patrimonio gallego"

Quién le conoce, reconoce sus constantes visitas a las parroquias de la diócesis. Luis Ángel de las Heras, obispo de Mondoñedo-Ferrol, es de los que pisan terreno. Los problemas son los mismos que preocupan a su homólogo en Ourense, Leonardo Lemos.

El obispo de Mondoñedo-Ferrol, Luis Ángel de las Heras, durante la entrevista en el entorno del santuario de Os Milagros, este martes (A.C.).
El obispo de Mondoñedo-Ferrol, Luis Ángel de las Heras, durante la entrevista en el entorno del santuario de Os Milagros, este martes (A.C.).
"La Iglesia no tiene recursos para mantener el patrimonio gallego"

Quién le conoce, reconoce sus constantes visitas a las parroquias de la diócesis. Luis Ángel de las Heras (Segovia, 1963), obispo de Mondoñedo-Ferrol, es de los que pisan terreno. Los problemas son los mismos que preocupan a su homólogo en Ourense, Leonardo Lemos. Falta de vocaciones, gestión de patrimonio… "Como una familia, nos cuesta llegar a fin de mes". Lleva tres años en el cargo, suficientes para encariñarse de la procesión de la Virgen del Carmen a la que no pudo acudir ayer. "Es una fiesta importante y estoy faltando, pero un año lo puedo hacer". Dirige esta semana unos ejercicios espirituales para sacerdotes en Os Milagros. Se lo pidió Lemos, por los cauces clásicos. De momento no hay un grupo de Whatsapp de obispos. Aunque De Las Heras, como el papa Francisco, se confiesa tuitero. 

¿Cómo son los ejercicios?

Propongo meditar sobre las bienaventuranzas, aplicarlas a nuestra vida y ver cómo podemos mejorar. 

¿Comentan los problemas de las diócesis?

En ejercicios no. Algunos sacerdotes consultan conmigo por las noches en el "encuentro fraterno" cómo les ha ido el día y ahí salen las preocupaciones.

¿La realidad de la diócesis de Ourense es parecida a la suya?

Sí, en Galicia compartimos problemas. Desde la escasez de vocaciones hasta cómo afrontar la pastoral de enfermos, las cuestiones económicas, el patrimonio....

¿Cómo afecta la falta de vocaciones a la Iglesia?

La configuración de la propia Iglesia es distinta, es un reflejo de la sociedad. Hay que afrontar la situación desde la esencia de la Iglesia. Desde hace años hay unidades pastorales, que procuran construir una comunidad cristiana más nutrida. Hay parroquias que no tienen suficiente gente. Es una fórmula que hay que hacer y que alumbra algo bueno. 

¿Las unidades pastorales tienen difícil inserción? ¿Hay cierto rechazo en las parroquias?

Nos cuesta siempre salir de nuestra parroquia. Quizás hay que bajar la intensidad de lo que es la entidad parroquial para subir el volumen de lo que es una unidad cristiana.

La conservación del patrimonio afecta a los gastos del Obispado. 

Creo que la Iglesia no tiene recursos para mantener el riquísimo patrimonio que hay en Galicia. La Iglesia está velando por su conservación e implicando a las administraciones públicas. No podemos mantener todo el patrimonio, debemos colaborar entre todos. A veces se dice: "Esto es de la Iglesia". La Iglesia es administradora. 

El obispo de Ourense comenta dificultades para "llegar a fin de mes”, con situaciones como las de pagar recibos en parroquias. ¿Comparte esa realidad?

Totalmente. Es un problema serio. La mayoría no tienen calefacción. Las unidades pastorales ayudan en este sentido. En vez de abrir seis iglesias un domingo, abre una. Eso reduce el gasto. La frase de no llegar a fin de mes de las familias la podemos usar nosotros, que tenemos que pedir préstamos a veces. Hay una creencia de que la Iglesia es rica, pudo serlo en otras épocas, pero en esta no.

¿Qué opina de las redes sociales? ¿Dan visibilidad a la Iglesia?

Creo que sí. Tengo Twitter y Facebook y me gusta estar presente. Y la iglesia está bastante presente, creo que tiene que estar presente. 

Empezando por el papa tuitero.

Sí, tiene muchísimos seguidores y expresiones muy tuiteras.

¿Tienen grupo de Whatsapp los obispos gallegos?

Entre los obispos por ahora no, pero en las diócesis sí.

El papa envió una carta para emplazar a las diócesis a tomar medidas contra los abusos en la Iglesia. ¿Contempla medidas?

Nos invita a las diócesis a tener un canal de comunicación para abordar el tema. Que las personas sepan a dónde acudir si tienen algún tipo de denuncia. Hay que establecer cauces para la prevención, para el acompañamiento de cualquier tipo de víctima. Víctimas de abusos sexuales, de poder... Yo abriría esta oferta a cualquier víctima, no solo a las de la Iglesia. Es importante la atención a otras víctimas, las de las falsas denuncias. Hay casos de gente que lo ha pasado muy mal.

¿Dentro de la Iglesia?

Sí, en nuestra zona no conozco casos, pero en España ha habido sacerdotes que han sido falsamente denunciados y han quedado marcados. Alguno ha dejado el sacerdocio. La clave son las víctimas, hay que atender a todas.

Pero las falsas denuncias son muy aisladas.

Sí, pero también se dan. Creo que debemos atender a todas las víctimas. A lo mejor en Galicia podemos hacer alguna cosa conjunta. Igual que colaboramos en otras cosas. Pero cada diócesis tiene su propia responsabilidad.