Ourense

Igual esto sí es lo que parece

Ourense

EN CLAVE

Igual esto sí es lo que parece

Parece que la pelea era por celos, que el barrio de A Ponte será eco, que pocos deberes cunden mucho, que lo inteligente es irse de Facebook, que guardamos mucho dinero. Parece, solo parece.

Lunes, 19 - Variaciones sobre el amor y los celos

Rebajado hasta el papel de anécdota nos encontramos el lunes con que dos señoras ya de cierta edad se han peleado en el centro social de la calle Concejo por un asunto de celos. Tuvo que intervenir la Policía Local y la cosa no llegó a denuncia. Me suena más a un "quen me moveu o marco da leira, quen me quitou aquel anaco de terra" que una herida en las entretelas del amor. No inspiraría versos sobre los celos como estos de Góngora: "¡Oh niebla del estado más sereno / furia infernal, serpiente mal nacida! / ¡Oh ponzoñosa víbora escondida / de verde prado en oloroso seno!" No sé, mucho no pega, la verdad. Decía el clásico que los celos sin motivo son habituales en la pareja y los celos con fundamento son sencillamente cuernos. Han sido dos personas que airearon sus diferencias porque ambas creen tener la exclusividad de los sentimientos de una tercera. Como tres en un zapato acabó la cosa. Posiblemente al día siguiente, o incluso antes, se habrán dado cuenta del exceso. El sosiego da muy buenos consejos y estas noticias dan momentos de marujeo, brotan cientos de lectores ávidos por saber si en el Hogar del Pensionista "había asunto". No, no lo hubo. Solo una pequeña disputa de lindes sentimentales, de un ¡iste é meu!

Martes, 20 - A ver si esto acaba siendo lo que parece

Cariño, esto no es lo que parece. El bobalicón, cazado retozando en el tálamo con otra diferente a la que aparece en el libro de familia, responde siempre así en las películas. No será lo que parece, pero tiene toda la pinta. Habrá que confiar, pero no es la primera vez que nos las dan con queso. Un despliegue institucional se paseó por la portada de este periódico para dar carta de naturaleza a una iniciativa de fuste teórico. Si cabe, retórico. La ciudad tendrá en A Ponte un ecobarrio que será la envidia de Europa. Más de 20 millones de inversión, más de 300 empleos generados. Ecobarrio no está en el diccionario, me dice la Real Academia. El corrector de este texto me advierte que debo elegir entre  eco o barrio, pero que las dos cosas juntas no me las cuela y que es problema mío si cometo falta de ortografía. Sí existe la palabra, al menos en el diccionario institucional. De lo contrario no tendría sentido semejante despliegue político, aunque la semana pasada ya contamos aquí que una conselleira vino a ver cómo había quedado un ascensor instalado con subvención de la Xunta. Te lo puedo explicar cariño, dicen en las comedietas de consumo rápido. Esto no es lo que parece, insiste haciendo el pingüino, con los pantalones a medio subir. O a medio bajar. Pasado un tiempo sabremos si los políticos nos dejan nuevos motivos para la desconfianza o si será A Ponte uno de los barrios envidia de Europa. De momento solo decimos que ecobarrio no está en el diccionario y que el corrector nos advierte que es una falta de ortografía.

Miércoles, 21 - El caso es sentir algo en el estómago

En primera página: Los expertos creen que en Primaria 20 minutos de deberes son suficientes. Por ponerle un tiempo, creo. Insuficiente o suficiente, según lo necesite el alumno. Variables y derivaciones sobre un debate eterno que se desvirtúa cada vez más. El caso es debatir o cuantificar. Ya lo decía la repipi de Mafalda, alumna sabidilla: "No sé si enamorarme o tomarme un sandwich; lo importante es sentir algo en el estómago".

Jueves, 22 - Es cuestión de no entrar para no salir

Haga como yo, no se meta en política", decía con el cinismo acostumbrado el dictador, el general Franco. Lo decía para quitarse de encima las monsergas que le traían algunos colaboradores, a decir de algunos historiadores. Haga como yo, no se meta en Facebook, parece que se barruntó estos días cuando recorrió el mundo a la velocidad de un clic el escándalo de esta red social. Nos asomamos a la tecnología creyendo que ganamos en libertad, cuando a cambio somos ya transparentes, la transparencia de la medusa. Manolo García, al que aplaudimos en El Último de la Fila y luego como autor e intérprete en solitario, acaba de publicar Geometría del rayo y fue entrevistado esta semana en un periódico: "Me siento fuera de lugar en este mundo industrial y tecnológico", lamentaba. Este mundo tan tecnológico nos deja fuera de lugar, nos pone fecha de caducidad en cuestión de días. Ya ni se puede decir "haga como yo, no se meta en Facebook". Es tarde.

Viernes, 23 - El dinero no viaja de mano en mano

Y decía también en la misma entrevista el cantante barcelonés que "en el mundo debería haber dinero para todos". Ahí si que le podemos echar una mano los ourensanos. Hombre, para todos no, pero para un apaño sí. El volumen de ahorro de los ourensanos no para de crecer, ni siquiera en la crisis y el volumen de crédito sigue estancado. Dicen los expertos que las sociedades que piden prestado dinero son las que invierten, arriesgan, que crecen, en definitiva. En Ourense (Galicia, en general) somos más de ahorrar. Los bancos guardan 8.300 millones y los préstamos se quedan en 3.200 millones. Estamos entre las provincias donde más viviendas se compran al contado, sin necesidad de endeudarse con el banco, pero no somos ricos. Dice Cáritas que el 40% de las familias ourensanas están en riesgo de exclusición  social. Querido Manolo García, como ves no hay dinero para todos. Lo hay, pero está en pocas manos, como ha sido siempre.

Sábado, 24 - Es bueno tener a mano la medicina

El joven que asaltó el Mercadona de As Lagoas no irá a prisión si se medica. A la cárcel cinco secesionistas catalanes. Dos titulares de portada. Cuantos problemas evitaría tomarse la medicación a tiempo.