Ourense

Igualdad llevada a la empresa

Ourense

Reportaje

Igualdad llevada a la empresa

Raquel Rodríguez y Adriana Pérez, Redeiras.
photo_camera Raquel Rodríguez y Adriana Pérez, Redeiras.
La feria online Laborando 2 reúne 37 iniciativas lideradas por mujeres y de vocación feminista, varias de ellas con firma ourensana: "Debemos aportar nuestro granito de arena para un mundo mejor"

Laborando 2 es una feria online de proyectos de vida feministas que reúne hasta el 30 de noviembre diferentes iniciativas lideradas por mujeres. Las jornadas, organizadas por Aselafem, Asociación de Estudos Laborais Feministas, cuentan con la participación de 37 proyectos diferentes, dos de ellos con protagonismo ourensano: Redeiras, una iniciativa cuyas fundadoras llevan a cabo labores de diseño web, diseño gráfico y marketing online para locales del pequeño comercio de Ourense, y Femlegal, despacho de abogacía especializado en los derechos de las mujeres, con su sede física en Viana do Bolo. 

La fundadora de Femlegal, Ana María García, colaboró durante 15 años como cooperante de Derechos Humanos para la ONG Ayuda en Acción. A lo largo de esta trayectoria, el país que más le impactó fue Nicaragua, "por la particular persecución que sufren las mujeres y asociaciones feministas. Las compañeras que conocí allí son un ejemplo de lucha", subraya. 

García recuerda que "estar cerca de esas situaciones te hace darte cuenta del verdadero valor de la palabra igualdad. Fue un antes y un después en mi conciencia desde que conocí de primera mano la situación de este país en 2004, experimentando el vivo ejemplo de por qué estábamos luchando. La situación del feminismo allí es crítica a raíz de la denuncia por violación por parte de la hijastra del presidente, Daniel Ortega. Cuando indagas un poco ves por qué su gobierno lleva a cabo tal persecución". 

Y la fundadora de Femlegal lamenta que "la situación se ha agudizado todavía más, mi compañera más cercana está exiliada porque fue torturada y tuvo que salir del país".

Conciliación

Una de las razones de la creación del proyecto Redeiras fue la imposibilidad de compaginar los cuidados con la vida laboral, como recuerda Raquel Rodríguez: "Tenía que cuidar de mis padres, y este proyecto era una manera de conciliar cuidados y trabajo. Las que acabamos cargando con temas familiares somos las mujeres. Quizás se haya avanzado más en cuanto al cuidado de los niños, pero no con el de las personas mayores y a la dependencia, tareas que siguen siendo eminentemente femeninas", lamenta Rodríguez.

 Ahora, en su trabajo diario, intentan transmitir a las pymes la importancia de trabajar su comunicación: "En ciudades pequeñas, como Ourense, el perfil del empresario es menos abierto al online, pero queremos transmitir que el futuro es digital incluso para las empresas más locales. Las redes sociales sirven para darte a conocer y además para acercarte a tus clientes. Y más aún cuando no podemos salir a la calle como antes y la gente se acerca a los negocios a través de ellas". 

"Internet también puede apoyar al comercio local, no todo es Amazon"

Desde Redeiras, Raquel Rodríguez y Adriana Pérez realizan trabajos de diseño web, diseño gráfico y marketing online. Entre otros proyectos, llevaban las redes sociales de la desaparecida Adega das Caldas, local histórico de la ciudad que tuvo que cerrar en las últimas semanas debido a la crisis del covid. 

Subrayan que la situación actual hace aún más importante el papel de la comunicación online, destacando la aparición de las "dark kitchens", negocios que "son cocinas que trabajan exclusivamente con comidas para llevar y se dan a conocer online. La web es el gran escaparate, cada vez más. El covid solo fue un acelerador para esta tendencia. E intentamos ayudar a las empresas locales de Ourense para que den el salto a internet".

 Las Redeiras lamentan que estas actuaciones aún no son tenidas en cuenta por muchas compañías: "Es algo relativamente nuevo, se ve todavía como algo que hacer solo si las cosas van muy bien y cuesta que las pequeñas y medianas empresas se den cuenta de que es una inversión". 

Rodríguez compara que "en cambio, cuando alguien emprende, sabe que tendrá que afrontar gastos como el alquiler o la luz y no lo entiende como algo a mayores". 

Concluye que "en Internet no todo es Amazon, también puede practicarse y promoverse un consumo de proximidad, y apoyar proyectos locales". 

"Tener medidas contra el acoso es obligatorio para todas las empresas"

Ana Maria_resultado

Silvia Basteiro y Ana María García, de Femlegal.

Ana María García creó en 2014 Femlegal, un despacho de abogacía y gestoría administrativa especializado en los derechos de las mujeres. 

García subraya que "estamos en este mundo para algo, y hay que entender las crisis como oportunidades. Debemos aportar nuestro granito de arena para un mundo mejor". 

Asesoran a empresas para el cumplimiento de las leyes en materia de igualdad. Reconoce García que "a veces encuentras pymes muy comprometidas que quieren tener un plan de igualdad a pesar de no tener la obligación legal, pero, en general, la mayoría de empresas no hacen el plan a menos que sea obligatorio". 

Además, advierte como "muchas compañías no son conscientes de que sí está obligada cualquier empresa, sea cual sea su tamaño, a tener medidas en contra del acoso laboral". 

García, como parte de la organización de Laborando, destaca que su razón de ser es "la unión y el trabajo colectivo por los derechos laborales de las mujeres". Esperan que acabe convirtiéndose en una cita anual, "un escaparate de proyectos de vida feministas". 

La abogada lamenta que "con la pandemia estamos viendo que cada vez tiene más sentido poner la vida y los cuidados en el centro. Las mujeres somos las que más sufrimos contratos de tiempo parcial, y esto se ha visto agudizado con el covid".