Ourense

La inacción de muchos vecinos ralentiza la limpieza de maleza

Ourense

Vecinos

La inacción de muchos vecinos ralentiza la limpieza de maleza

Una finca en el pueblo de Siabal, en Paderne de Allariz, donde la mayoría de los vecinos tiene el entorno de las viviendas cuidado, pero en el que el pasotismo de algún vecino tapa la buena imagen del resto.
photo_cameraUna finca en el pueblo de Siabal, en Paderne de Allariz, donde la mayoría de los vecinos tiene el entorno de las viviendas cuidado, pero en el que el pasotismo de algún vecino tapa la buena imagen del resto.
"Moitos só cumpren se lles manda a carta o Concello"; cerca del 10% no hace ni caso a los avisos

A las puertas de la primavera, los ourensanos afrontan un reto todavía mayúsculo e injusto, como es el de la limpieza de los solares, donde los esfuerzos de las administraciones y, sobre todo, de muchos particulares comprometidos con la prevención antiincendios choca contra la inacción de algunos, que chafan los esfuerzos de otros muchos. 

"Se non lles están encima, os propietarios non soen actuar, ten que chegarlles a notificación do concellos para que empecen a actuar", sostiene Carlos Pacios, que tiene una empresa de desbroces y que, pese a que reconoce, que "desde hai dous anos vese máis concienciación, queda moito traballo por diante". 

Y es que los esfuerzos de muchos ourensanos chocan con la realidad todavía en muchos puntos, donde solo los esfuerzos de vecinos que sí cumplen con la ley, o ganaderos, como el caso de Marcos Rodríguez y su mujer, en Reboredo (Pereiro de Aguiar). "Collemos eidos e poñémonos a limpalos e cerralos, custa un bo diñeiro", una vía de escape al abandono del rural. Los esfuerzos de las administraciones se han ido notando en la conformación del nuevo paisaje, especialmente en zonas concretas como las denominadas "aldeas modelo", un pequeño oasis en medio de un abandono predominante. 

Perjuicio

La normativa, en la que pese a la existencia de notificaciones no acaban fructificando las sanciones, crispa a muchos vecinos, como Antonio da Lonia, que vive en entorno de la ciudad. "Es completamente injusto que los que cumplen pagan por limpiar o limpian ellos, mientras se ven perjudicados por los que no cumplen". 

No son pocos los que pese a mantener completamente limpias sus tierras o cedérselas temporalmente a terceros, ven como entre medias muchos otros se niegan a hacer nada. "Y lo peor es que la administración lo permite. De qué vale entonces limpiar mi solar si al de al lado, que puede pagar porque tiene más dinero que yo, no lo hace. Es como lo que hizo Feijóo cumpliendo a rajatabla lo del déficit mientras otros como en Cataluña se desmadraban. Al final, quien salió perjudicado fue Galicia y los que incumplieron salieron ganando", añade este vecino.

Por poner un ejemplo, en  Carballiño, el pasado verano abrieron 102 expedientes por no limpiar las fincas, de los cuales 27 no se habían realizado todavía meses después, por tener varios titulares o propietarios desconocidos. Para obligar a limpiar o proceder de forma subsidiaria, se debe publicar resolución  hay que publicar una resolución en el BOE y solicitar autorización en el Juzgado. No es algo, de momento, efectivo, según reconocen tanto los vecinos como alcaldes consultados. 

En la villa del Arenteiro, por ejemplo Mouriz tiene la franja limpia, y otros como Corval y Vilar están empezando, mientras estaban notificando a propietarios de viñedos abandonados.

"Nós imos crear unhas brigadas para a prevención e para que tamén entren nas fincas da xente que fai caso omiso das notificacións, que non son moitos, xa que o 90% cumpre cando lle envías xa a notificación", dice Luis Menor, alcalde de Pereiro.

Seguridad

Allí, acaban de empezar los trabajos para limpiar Reboredo, aldea modelo, en el que están volcadas muchas esperanzas. Más allá de ello, el futuro pasa por normas más ágiles para poder entrar a la fuerza en las fincas que no se limpien. "O que non vou facer é acabar denunciado por entrar á forza", aseguraba uno de los regidores consultados, que piden más seguridad jurídica.



Una piedra en el camino para el desarrollo del sector primario

"Así é difícil medrar, intentamos coller esa finca do medio, pero está toda a monte e o propietario, que é da aldea, non quixo cedela. Segue habendo esa cerrazón de certa xente que impide facer explotacións máis grandes", indicaba Carlos García, ganadero de Sandiás, que iniciaron la idea de lanzar las vacas precisamente por la inacción de los que dejan todo en abandono. "Os terreos son un problema, hai moitos abandonados e aínda así algún veciño non quere dalos", se lamentaba este ganadero, como otros muchos, que siguen clamando por más terrenos. Este abandono progresivo al que parece que la administración todavía no es capaz de hacer frente lastra todavía el desarrollo socioeconómico de muchos lugares. 

Mucho trabajo

Es tanta la cantidad de fincas en la provincia que necesitan ser desbrozadas que muchos ya no cogen más trabajos. "Agora hai máis demanda, nós xa non collemos case máis traballos, non damos abasto", indica Pacios, que reconoce que "hai anos, nada, a xente pasaba totalmente". Ahora, aunque dice que han espabilado, reconoce que solo se hace "cando che ameazan o bolsillo. Tamén  hai xente á que lle dá igual".

Hándicap

Y para eso no todos como demuestran datos en los que una parte de los notificados no cumple, aunque son la mayoría los que hacen cumplir la ley. La falta de tierras limpias, además, es uno de los principales hándicaps a los que están enfrentando el sector ganadero, cuya queja unánime es la falta de terrenos para seguir aumentando sus explotaciones.

Más en Ourense

star
Ourense

La solidaridad va por parroquias

Desde que el covid-19 golpeó nuestras vidas, parroquias como Santa Lucía de Rairo están exhibiendo un músculo de solidaridad entre familias…