Ourense

Un incendiario de Maceda acepta 20 meses de cárcel

Ourense

TRIBUNALES

Un incendiario de Maceda acepta 20 meses de cárcel

Ricardo González (XESÚS FARIÑAS).
photo_cameraRicardo González (XESÚS FARIÑAS).
Provocó un fuego dos meses después de que ser penado por el mismo delito

Un vecino de Maceda, Ricardo González Gavilanes, de 44 años, aceptó ayer en el Juzgado de lo Penal 2 de Ourense un año y ocho meses de prisión por un delito de incendio forestal. El acusado dio su conformidad por viodeoconferencia desde la cárcel de Pereiro,  en la que ingresó el 30 de julio del 2019 tras ser detenido por la Policía Autonómica como presunto autor de varios incendios, la mayor parte de ellos en montes de las localidades de Xinzo da Costa y Vilar (Maceda).  Su detención se produjo cuando aún no habían pasado dos meses desde que la Audiencia Provincial lo condenara a dos años de cárcel -la sentencia es firme- por un delito continuado de incendio forestal. Los magistrados también impusieron entonces una multa de  900 euros  y dos años de libertad vigilada para seguir un tratamiento ambulatorio.

El incendiario no tuvo en consideración la pena impuesta y, según el mismo reconoció ayer en la vista, a las 23,00 horas del 15 de julio del 2019 puso en marcha su vehículo, un Opel Astra, y con un mechero que llevaba prendió fuego en el margen de una pista de tierra con abundante maleza y arbolado en la localidad de Vilar. 

Cogió el coche y prendió fuego en el margen de una pista de tierra con abundante maleza y arbolado en la localidad de Vilar

Las condiciones meteorológicas  (14,3 grados centígrados y rachas de viento con una fuerza de 20,81 kilómetros por hora) facilitaron la propagación de las llamas, que obligaron a intervenir  a los servicios de extinción, afectando a 0,01 hectáreas de monte arbolado. 

Además del año y ocho meses de prisión, el imputado se comprometió a abonar una multa de 900 euros. No podrá realizar ningún trabajo relacionado con el medio ambiente durante los próximos cinco años.

El ministerio fiscal, que a la hora de solicitar la pena tuvo en cuenta la adición del acusado al alcohol, tenía previsto inicialmente que fuera enjuiciado por tres incendios más, registrados el 21, 28 y 29 de julio del año pasado, pero  no formuló acusación -interesó el sobreseimiento provisional- al no quedar acreditado que fuera él.

La Policía Autonómica comprobó durante la investigación que Ricardo González utilizaba pistas forestales a la hora de regresar en coche a su domicilio, desplazamiento que en la mayoría de los casos coincidía con el inicio de un incendio.  El acusado llegó a alertar de uno de los fuegos, el registrado el 21 de julio del año pasado en la localidad de Escuadro, a los efectivos de emergencia.