Ourense

La inspección de edificios debería llegar este año en la ciudad a 5.300

Ourense

URBANISMO EN OURENSE

La inspección de edificios debería llegar este año en la ciudad a 5.300

El Concello todavía tiene pendientes de que se realicen otras tres mil, correspondientes a las casas construidas antes del año 1911.

Todavía no ha conseguido despegar definitivamente en la ciudad de Ourense, pero la inspección técnica de edificios continúa avanzando, pese a las reticencias de los propietarios, reacios a gastar eutos y tiempo en trámites burocráticos, y gracias al empeño de la Concejalía de Urbanismo, dispuesta a aplicar la legislación vigente. Después de los inmuebles catalogados y los construidos hasta el año 1911, el Concello ha publicado ya el listado de los edificios que deben superar este trámite a lo largo de este año.

Son 5.261, los construidos entre 1911 y 1950. Si en el caso de las más antiguas, las edificaciones se concentraban principalmente en el rural y en el casco histórico, el listado actual incluye ya inmuebles repartidos por todo el casco urbano, desde el centro -aparecen numerosas referencias en Saénz Díez, Valle Inclán, Santo Domingo o el Parque de San Lázaro- hasta barrios como A Ponte y O Vinteún, que aglutinan a un buen número de edificios construidos en ese periodo de inspección, cuando se produjo la primera expansión de la ciudad. De igual modo aparecen núcleos como Seixalbo, Untes, Cudeiro y Reza.

La página web del Concello (www.ourense.es) incluye el padrón de edificios que este año están obligados a superar este trámite, ya que la institución municipal no se lo notifica directamente a los propietarios, a pesar de que ésta es una demanda reiterada de la oposición municipal. En la misma página, las comunidades de propietarios pueden encontrar la información sobre cómo realizar este trámite, mediante la contratación de un técnico que revise diversos aspectos de la edificación -principalmente, relacionados con la seguridad- y que, una vez superado, no han de volver a realizar hasta dentro de 10 años.



3.000 pendientes en 2013

La obligatoriedad de que los edificios construidos entre 1911 y 1950 superen la inspección técnica entra en vigor precisamente en el periodo en el que el Concello está notificando y requiriendo a los alrededor de 3.000 propietarios de construcciones catalogadas de fecha anterior a 1911, que debían realizarlas antes del pasado 31 de diciembre, la necesidad de revisar sus inmuebles.

Así, en este aviso, la institución municipal advierte de que se abre un periodo de tres meses para encargar la inspección. En caso de no hacerlo, el Concello tendría que abordarlo de oficio y repercutir después el coste -en torno a unos 300 euros, aunque varía según el tamaño del edificio y sus peculiaridades- a los propietarios, motivo por el que la institución local ya firmó en su día un convenio con los colegios profesionales de arquitectos e aparejadores. Paralelamente, dejar sin efectuar estas inspecciones acarrea la apertura de un expediente sancionador, que contempla multas de entre 300 y 1.000 euros al ser una infracción leve de la Ley de Ordenación Urbanística de Galicia.

La complejidad de la tramitación de las inspecciones de edificios a que ahora obliga la legislación vigente, fue resaltada por la concejala de Urbanismo, Áurea Soto, que de nuevo volvía a insistir en la necesidad de contar con más técnicos en este departamento municipal, sobre todo, porque volverá a haber más jubilaciones en su departameno, lo que ralentizará aún más el control. "Temos que ser responsables, tanto o goberno como a oposición", en referencia a las denuncias del PP por vulnerar la limitación estatal de realizar nuevos contratos. n