Ourense

Las luces de Navidad, más allá de Jácome: ¿y tú, cómo decoras tu balcón?

Ourense

Navidad

Las luces de Navidad, más allá de Jácome: ¿y tú, cómo decoras tu balcón?

La casa de Mari Paz Iglesias, en Santa Mariña, llama la atención de sus vecinos. (Fotos: Miguel Ángel)
photo_cameraLa casa de Mari Paz Iglesias, en Santa Mariña, llama la atención de sus vecinos. (Fotos: Miguel Ángel)
La creatividad de los ourensanos se deja ver estos días en forma de decoración festiva en las fachadas de numerosos edificios de la ciudad

La Navidad no llega de verdad a la ciudad hasta que los vecinos comienzan a adornar sus casas. En A Ponte no falta la iluminación del número 19 de la avenida de Santiago; en O Couto, el Papá Noel gigante frente a Os Remedios o la colorida galería al lado de Fátima, y en Santa Mariña, la alegre casa que desde hace décadas se llena de color cada mes de diciembre. 

Detrás de cada decoración, un amante de la Navidad que no duda en invertir su tiempo y dinero en llenar de color las calles, por el mero gusto de compartir las fiestas con los demás. "Siempre me gustó la Navidad, desde pequeña teníamos el típico arbolito en casa", asegura Mari Carmen Iglesias, vecina de Santa Mariña. Las luces, figuras y colores de su casa suponen, para muchos vecinos, el inicio de la celebración navideña. "Hay chicos ya mayores que cuando eran niños siempre venían a ver qué había hecho, decían 'ay, la Mari todavía no puso las luces este año", comenta Iglesias. 

La Región propone este año a los lectores compartir su decoración y participar en un sorteo navideño.

Efecto dominó

La primera en iluminar su galería de la avenida de Santiago fue Celsa Rodríguez, hace 5 años. Poco a poco, los vecinos se sumaron a la idea festiva y hoy son cuatro los pisos participantes. "A mí siempre me gustó mucho la Navidad, así que cuando me vine a vivir aquí decidí decorar la galería", señala.

Galerías del número 19 de la avenida de Santiago. (Foto: Miguel Ángel)

"Es que si los vecinos no decoramos, en Santa Mariña no hay nada. Yo siempre les digo a los vecinos que se animen a decorar sus casas, pero todavía somos muy pocos", asegura Mari Carmen Iglesias. 

Cada año, distinto

En O Couto, a los vecinos no se les escapa la decoración de Flora Rosales, al lado de la Iglesia de Fátima. "Cada ano vou cambiando, pero sempre poño algo dende que vivo aquí. Cando a xente vai a misa quédase mirando a galería, ao final é algo para dar alegría", comenta la vecina, que decoró su bar, el Orellas, durante décadas. "Agora fágoo sobre todo polas nenas -sus nietas-, que disfrutan moito da iluminación. Sempre teñen a ilusión de ver como é", apunta. 

Detalle de la iluminación de Flora Rosales, en un lateral de la Iglesia de Fátima. (Foto: Miguel Ángel)

Otro mítico de O Couto es el Papá Noel gigante que saluda a los viandantes desde el tejado de Jesús Soria. Estella González, su dueña, tuvo la idea hace varios años. "Este ya es el segundo que tengo, ahora me falta ponerle luces led para la noche, para que se vea. La verdad es que es un sitio privilegiado para que se vea", comenta.

En el balcón también cuelgan varios noeles más pequeños, pero este es la joya de la corona. "Me gustaría tener otro más grande, pero bueno, poco a poco. Siempre me gustó la Navidad", avanza.

Estella González con su Papá Noel gigante. (Foto: Miguel Ángel)