La Región

ELECCIONES MUNICIPALES

 Rajoy, entre selfis y besos en su paseo por Ourense

El expresidente del Gobierno acompañó al candidato "popular" a la alcaldía en el último día de campaña

 Rajoy, entre selfis y besos en su paseo por Ourense

El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha repartido este viernes besos, ha posado para fotografías y ha conversado con decenas de personas, en un concurrido paseo por la ciudad de Ourense, principal granero de votos del PP en Galicia y una zona en la que el partido lucha por retener la alcaldía.

Pasadas las seis y media de la tarde y con media hora de retraso sobre la convocatoria remitida a la prensa, Rajoy ha llegado a la plaza de Bispo Cesáreo, donde fue recibido por una nutrida comitiva popular, encabezada por el presidente del PP de la provincia de Ourense, Manuel Baltar; el candidato a la Alcaldía, Jesús Vázquez, senadores y diputados, así como representantes de la candidatura de la ciudad y de la provincia.

Allí, el dirigente popular pudo comprobar en primera persona el calor de Ourense y visitar algunos de los emblemas de esta ciudad, como la Plaza Mayor y el casco histórico, antes de seguir por la calle Santo Domingo y la Subdelegación del Gobierno.

Un recorrido con el que los populares han conseguido esquivar la céntrica calle del Paseo, donde se concentran las carpas de los principales partidos políticos que concurren a estas municipales.

"Estoy afónico", ha confesado Rajoy nada más empezar a sucederse las preguntas formuladas por los periodistas congregados para, acto seguido, tras esta aclaración, disponerse a iniciar su recorrido por las calles del centro de la ciudad de las Burgas, ante la mirada de decenas de viandantes, especialmente mujeres y jóvenes, entre los cuales hubo varios que se acercaron para tomarse una foto con él.

Y, pese al problema con su voz, consultado por la decisión de la Mesa del Congreso de suspender de sus cargos a los cuatro diputados catalanes en prisión preventiva, se ha limitado a decir que "lo más importante es que ha llegado", mientras se iba llevando las manos a la garganta explicando que no podía hablar.

Al darse cuenta, el alcalde de Ourense Jesús Vázquez pidió a los suyos que comprasen en una farmacia un aerosol para el expresidente del PP, pues todavía le queda una larga jornada por delante.

Por el camino, el antaño titular del Ejecutivo ha acaparado todos los flashes y ha departido amablemente con decenas de personas, en una jornada previa a la reflexión en la que se han sucedido las instantáneas, en especial, con mujeres, pero también con chavales.

"Eres mucho más alto de lo que pareces", se ha llegado a escuchar a alguna persona, y también otros han pedido "una foto con el Presidente", independientemente de la moción de censura vivida.

Los hubo que incluso se han referido a él como "el mejor presidente de España, que ha renunciado a muchas cosas".

El mayor revuelo se produjo en las inmediaciones del parque de San Lázaro donde fue recibido a gritos de "presidente, presidente" y llamadas de "Rajoy, Rajoy", en un intento de captar su atención.