Ourense

Coronavirus en Ourense: Más de una veintena de alojamientos deberán abrir en caso de demanda

Ourense

ALERTA SANITARIA

Coronavirus en Ourense: Más de una veintena de alojamientos deberán abrir en caso de demanda

Hotel Miravalle, en San Cibrao.
photo_cameraHotel Miravalle, en San Cibrao.
Varios establecimientos no quieren abrir sus puertas o carecen de personal para hacerlo: "Los trabajadores están en casa"

El Gobierno daba a conocer ayer una lista de seis hoteles y albergues de la provincia que estos días deberán abrir sus puertas en caso de ser requerido para acoger a trabajadores desplazados (sobre todo, sanitarios, militares y transportistas). Pero la medida suscita polémica en el sector: muchas empresas permanecen cerradas desde hace semanas y sus trabajadores están en casa. "En el hotel no hay nadie, no estamos abiertos y solo se va un par de veces a la semana a comprobar el estado de las instalaciones", apuntan desde Carrís Cardenal Quevedo. Desde la Subdelegación del Gobierno en Ourense apuntan que, en caso de ser necesario, deberán volver a la actividad –en estado de alarma, el Estado puede tomar la gestión, aunque se trate de empresas privadas–. 

A última hora de ayer se conocía la ampliación de los servicios a 26 hoteles y albergues, que hoy publica el BOE. Ourense, Xinzo, Boborás, Bande, Manzaneda, O Barco, Allariz o Carballiño son algunas de las localidades que contarán con plazas hoteleras –en su gran mayoría, ocupadas por personas que mantienen su actividad laboral, así como familiares de contagiados–. 

Distintas situaciones

No todos los establecimientos están listos para abrir sus puertas, lo que genera preocupación en el sector. "Mucha gente ya ha llamado preguntando si tenemos habitaciones disponibles, pero es que no estamos abiertos, no hay empleados", apuntan desde Carrís Cardenal Quevedo. Desde Verín, José Manuel Aguirre, responsable del hostal San Roque, otro de los establecimientos incluidos en esta lista, señala que "ya les he explicado que yo tengo cerrado el establecimiento, no puedo disponer de nada. Les ofrecía una parte que tengo pero que llevo desde hace un año sin usar por falta de clientes ya que no hay obras, así que no está habilitada, y además mandé a todo el personal a casa".

Totalmente distinta es la lectura que hace Javier Rivero Míguez, de 25 años, que junto con su madre, Manuela Míguez, regenta el hotel Orly. "Es una ayuda para que no se pierda tanto con esta crisis", señala. Sus 15 habitaciones ya están ocupadas por trabajadores del AVE y "se han interesado de otras tres o cuatro empresas por el alojamiento", señala. 

_xinzo2 (1)

El hotel Miravalle, en San Cibrao das Viñas, se encuentra "desbordado" –las 48 plazas disponibles están completas– desde el inicio de la crisis sanitaria. "Nós non puidemos pechar porque tiñamos xente, sobre todo traballadores do AVE. Pero é que temos moi poucas prazas para toda a demanda que hai, chaman moitas empresas que necesitan oco para os empleados", apuntan desde la gerencia. 

mtp6179 (1)

Estos días, el personal extrema las medidas de prevención sanitarias, y, pese a las preocupaciones –"Está o medo ao contaxio, pero tes que seguir traballando"– continúan con la actividad. "Non temos aberto o restaurante porque non se pode", explican.

Espacios públicos

El albergue de Manzaneda es de carácter municipal y otro de los lugares elegidos. Cuenta con "dos habitaciones y capacidad para 16 personas", explica Amable Fernández, regidor  de la localidad. Fernández señala que "nosotros ya teníamos cerrado el albergue un mes antes de que se estableciera el estado de alarma, nos llamaba gente -incluso esta misma mañana han pedido para alquilar- pero nosotros ya habíamos pensado en destinarlo, en caso de que hiciera falta, a este tipo de personal sanitario, de desinfección o para atender si en la residencia nuestra hubiera algún caso, utilizarla en ese sentido".

manza2

Otro de los lugares escogidos es el cámping de Muíños con un total de 300 plazas, cerrado tras el decreto del estado de alarma. Según explica el alcalde de la localidad, Plácido Álvarez, "yo ofrecí el cámping, dos albergues juveniles y seis apartamentos turísticos; ahora en el BOE aparece el cámping, pues bien, yo ni quito ni pongo, en todo caso sigo manteniendo mi oferta". Añade que "en estas circunstancias ofrecemos los que tenemos y quien corresponda que lo tenga en cuenta".