La Región

LUCHA CONTRA INCENDIOS

Medio Rural cobrará 350 euros por cada hectárea desbrozada

Veintinueve parroquias ourensanas tendrán este verano un cinturón libre de maleza para evitar fuegos

Díaz Mouteira, González Vázquez, Fernández Couto y Milia Méndez, antes de la reunión con los alcaldes (MIGUEL ÁNGEL).
Díaz Mouteira, González Vázquez, Fernández Couto y Milia Méndez, antes de la reunión con los alcaldes (MIGUEL ÁNGEL).
Medio Rural cobrará 350 euros por cada hectárea desbrozada

Veintinueve parroquias de la provincia tendrán un cinturón libre de maleza antes del próximo verano, para evitar que un incendio forestal se propague a las casas o afecte a los vecinos. Los dueños de fincas tendrán que desbrozarlas y mantenerlas limpias. Si no lo hacen lo harán los trabajadores de la empresa pública Seaga pasándole la factura, 350 euros por cada hectárea.

Las parroquias son: Nivea (Avión), Millarouso e Santurxo (O Barco), Albarellos y Xurenzás (Boborás), A Xironda, Lucenza, San Millán y Montes (Cualedro), A Ílla (Entrimo), Camba y O Castro (Laza),  A Merca y A Mezquita (A Merca), Prado, Requiás y Maus (Muíños), A Granxa, Oímbra, Bouses y Videferre (Oímbra), Cantoña y Solveira (Paderne de Allariz), Gillamil (Rairiz), Sandiás, O Soño, Vilardecervos y Terroso (Vilardevós), Xinzo, y Abelenda das Penas (Carballeda de Avia).

Así lo dio a conocer este martes el conselleiro de Medio Rural, José González Vázquez, durante una reunión que mantuvo con los alcaldes de la provincia en el edificio administrativo de la Xunta en Ourense para darles a conocer el convenio firmado con la Federación Galega de Municipios y Provincias (Fegamp), sobre la prevención de incendios forestales.

Los trabajos de limpieza se iniciarán la próxima semana con la previsión de que estén finalizados antes del 31 de mayo.

La Consellería también facilitará a los alcaldes recursos para obligar a los propietarios de terreno con maleza en el resto de localidades ourensanas a que procedan a su limpieza. De no hacerlo, los trabajadores de Seaga delimitarán la franja de seguridad. Una vez identificados los titulares –se hará a través del Catastro– y se expondrá el expediente al público, para que presenten alegaciones.

La Consellería de Medio Rural  podrá notificar y emprender acciones de oficio para obligar a los dueños de las parcelas a mantenerlas limpia.

Por su parte, los alcaldes tendrán que publicar bandos instando a la limpieza, localizar  parcelas con riesgo de incendios y, posteriormente, notificar la situación a los titulares. 

El terreno incluido en las franjas de seguridad será incorporado a una base de datos, desde la que se podrá controlar el estado de limpieza durante todo el año.

José González estuvo acompañado del secretario xeral de Montes, Tomás Fernández Couto; la delegada territorial de la Xunta, Marisol Díaz Mouteira, y el alcalde de Carballeda de Avia, en representación de la Fegamp.

Durante la reunión, los regidores –acudió la mayoría de los 92 municipios ourensanos– reclamaron más medios –brigadas y maquinaria~ para acometer desbroces de maleza y tomar medidas para la prevención de los incendios en verano.