Ourense

Ni el frío ni la pandemia pueden con las rebajas en Ourense

Ourense

Crónica

Ni el frío ni la pandemia pueden con las rebajas en Ourense

Una clienta, de compras en el inicio de las rebajas (XESÚS FARIÑAS).
photo_camera Una clienta, de compras en el inicio de las rebajas (XESÚS FARIÑAS).
El primer día transcurrió entre las colas por las limitaciones de aforo

Abrigados y con ganas de comprar. Así salieron algunos ourensanos de sus casas para intentar conseguir alguna ganga en el primer día de las rebajas de invierno. Pese a que unos cuantos establecimientos ya lucían el cartel de descuentos desde hace unos días, la fecha de inicio oficial era ayer y muchos cumplieron con esta tradición.

La ourensana Belinda Touza fue una de esas personas que no faltó a esta cita con las rebajas. "Siempre cumplo con este primer día. Hace unos días eché un ojo a lo que me interesaba y ahora toca mirar si está con descuento", explica. Con esta idea salió en la búsqueda de nuevas prendas al mejor precio. Y lo hizo pronto, para evitar las colas que se fueron formando a las puertas de los comercios que completaron aforo.

Entre algunos cambios de ropa, Amadora González pescó un bolso de descuento que se regalará a sí misma por su próximo cumpleaños. "Iba por otra cosa, pero he picado algo. Siempre se encuentra una cosilla que llama la atención", cuenta. Esta vez se dio una vuelta por las tiendas, ya que normalmente espera a las últimas semanas: "Puedes encontrar alguna cosa más a mejor precio", afirma.

Aprovechando el último día de vacaciones, Iker Cid salió de compras para tantear los mejores descuentos en zapatillas deportivas. "Las ofertas aún son bajas, no se nota mucho. Igual dentro de unas semanas están más baratas", apunta.

A las complicaciones generadas por la pandemia, con aforos reducidos y muchos clientes esperando en la calle a que llegara su turno, la lucha entre la venta online y la física es más evidente. Touza lo tiene claro, no cambia la tienda por comprar en línea. "No es lo mismo. Por internet no puedes ver las prendas y cuando llegan a casa, te llevas una sorpresa".

Por otro lado, Cid prefiere la compra online por la variedad que ofrece. "Dispones de más opciones que en tienda y, si encuentras algo que te gusta, ya lo compras", opina. Lucía Fernández, aunque salió a echar "un vistazo", las aglomeraciones de gente no la convencen para comprar en estos días: "Prefiero hacerlo por Internet", afirma.