Ourense

La nueva normativa pone en jaque el “rianxo" de As Burgas

Ourense

DECRETO

La nueva normativa pone en jaque el “rianxo" de As Burgas

Un puesto del rianxo despachando fruta en la plaza.
photo_cameraUn puesto del rianxo despachando fruta en la plaza.

Medio Rural obliga a que los vendedores estén registrados y los productos vayan etiquetados 

Los gestores de la plaza de abastos de Ourense creen que la actividad del "rianxo" puede estar "herida de muerte" si la Xunta ejecuta sin moratoria el decreto que regula la venta directa de los productos primarios, es decir, aquellos que a diario se despachan en los alrededores del edificio principal del mercado. El Diario Oficial de Galicia de 30 de septiembre publicó un decreto de la Consellería de Medio Rural en el que se condiciona la venta directa de los productos conocidos popularmente como "rianxo".

Del conjunto de la normativa se extraen al menos dos requisitos especialmente sensibles: los productos a comercializar deben proceder "de explotacións inscritas no Rexistro de Explotacións Agrarias de Galicia (Reaga)" y deben estar convenientemente etiquetados. Con respecto a este último asunto la Xunta recuerda que los artículos que se comercialicen en el "rianxo" deben cumplir "na preceptiva etiquetaxe a información alimentaria obrigatoria", pero también todos los datos de la explotación de la que proceden o personas responsables del producto.

El decreto está ya en vigor desde mediados de octubre y ha provocado algunas reacciones de contrariedad por parte de los gestores de la plaza de abastos. Alberto González, gerente del mercado, explica que los vendedores a los que afecta la nueva norma "están recibiendo la información necesaria, pero no es fácil ponerla en marcha de inmediato".

Una de las dificultades que encuentran es que "muchas personas ya son muy mayores y no creo que se vayan a dar de alta en un registro a estas alturas". La mayoría de los vendedores del "rianxo" proceden de las localidades del entorno de la ciudad que venden sobre todo excedentes de la huerta. El gerente de la plaza también recuerda que "estamos implantando el etiquetado de los productos, pero no todos los vendedores disponen de la herramienta necesaria".

Emilio González, presidente de los empresarios del mercado, fue mucho más duro contra el decreto de la Xunta: "¿Cómo se le va a exigir a una señora que trae unos tomates a vender que se compre un ordenador para hacer los trámites?". El representante de la plaza pide a la Xunta "sentido común si no quiere acabar con el 'rianxo' definitivamente, y si lo quiere hacer, que lo haga ya por decreto".

SIN NEGOCIAR

Lamenta Emilio González que este reglamento entre en vigor "cuando la gente está volviendo a comprar en la plaza porque sabe que encuentra calidad" y recordó que "es ahora cuando las ventas de la plaza están haciendo daño a los supermercados". También reprochó a los representantes de la consellería que "vayan por la vía del decreto en vez de reunirse" .

La presencia de vendedores de productos frescos procedentes de la huerta ourensana es discontinua a lo largo del año, con más vendedores en verano. Hace una década no había sitio para despachar la mercancía, pero ahora la situación es otra. El decreto de la Xunta establece la posibilidad de multar a los comerciantes que no cumplan con la norma.

Comentarios