Ourense

Los opositores se disparan ante el aumento de oferta pública de empleo

Ourense

formación

Los opositores se disparan ante el aumento de oferta pública de empleo

El instituto As Lagoas acogió las pruebas de las oposiciones de Educación el pasado mes de junio.(JOSÉ PAZ)
photo_cameraEl instituto As Lagoas acogió las pruebas de las oposiciones de Educación el pasado mes de junio.(JOSÉ PAZ)
Educación, sanidad y fuerzas de seguridad son las opciones más demandadas entre los aspirantes ourensanos

La provincia ourensana es, tradicionalmente, cuna de opositores. La falta de oportunidades laborales de los más jóvenes, sumado al deseo de una plaza fija, provocan que el número de aspirantes se mantenga en el tiempo. Durante los últimos años, el desbloqueo de los exámenes públicos por parte de las distintas administraciones ha ayudado a que la demanda aumente y cada vez son más los ourensanos que optan por esta vía, una avalancha confirmada desde las academias de la ciudad. Educación, sanidad y fuerzas y cuerpos de seguridad (Polícia Nacional, Guardia Civil, Policía Local, instituciones penitenciarias y Bomberos) son las opciones más demandadas en la provincia. 

El perfil del opositor ourensano ha cambiado, con un rango de edad que supera de sobra los 40 años, frente a los 30 de hace décadas. Además, no es su única ocupación, tal como apunta Yolanda Mosquera, desde la Academia Postal: "A veces es gente que aprovecha una época de desempleo para preparar el examen, otras personas lo compatibilizan con trabajo en el sector privado". El género mayoritario de los aspirantes a plazas públicas sigue siendo el femenino, según asegura Antonio Devesa, de la Academia San Mamed: "Sempre tivemos máis opositoras ca opositores". Del total de trabajadores públicos de la provincia, el 58,15% son mujeres.

El gobierno local de la ciudad ya ha adelantado el desbloqueo de la oferta pública de empleo (OPE)

El último dato del Boletín estadístico de personal al servicio de las administraciones públicas recoge un total de 18.456 trabajadores en el territorio ourensano a día 1 de enero de 2019, que aumenta en 109 respecto al año anterior. Desde las academias de la ciudad aprecian el incremento de interesados, así como la variación del perfil de opositor: el rango de edad ha aumentado por encima de los 40 años. Exámenes como los de la Policía Local o Nacional ya no tienen límite de edad, y la Guardia Civil aumentó el tope a los 41. 

Respecto a la formación previa, variada: "Depende do tipo de examen, hai algúns que precisan unha formación máis específica, como poderían ser os que hai a nivel nacional, e outras non, coma as da Xunta". Desde la Academia Premir aseguran que en algunas carreras, opositar sigue manteniéndose como primera opción: "Muchos jóvenes terminan su formación y luego se presentan, sobre todo en Educación". 

"É boa época para opositar, despois da parálise dos anos da crise estanse dando por fin garantías de oferta de exámenes, é dicir, a xente que prepara xa sabe que se vai convocar proximamente", explica Antonio Devesa. "Desde 2017 se aprecia especialmente el incremento de plazas, pero est a es una época excelente", dice Yolanda Mosquera, de la Academia Postal. Las previsiones para los próximos años animan a los opositores, que hace no mucho preparaban el temario sin un horizonte claro. 

En la ciudad, el gobierno local ya ha adelantado el desbloqueo de la Oferta Pública de Emprego (OPE), en la que proyectan alrededor de cuarenta plazas de Policía Local y quince de Bomberos. Yolanda Mosquera lanza un aviso a navegantes: "La preparación ha de hacerse con mucha antelación, no una vez que se convoquen". 


Interinos


Desde la Academia Premir recuerdan que, aunque el número de convocatorias sea mayor que en años anteriores, también se presentan a los exámenes más interinos con puntuación acumulada. "La gente que lleva muchos años trabajando, con muchos méritos, hace el examen para asegurar su plaza y evitar que los muevan de lugar", explican. "Los números que se dan a conocer están confundiendo un poco a la gente, se dice que aumenta la oferta de empleo público, sí, pero hay que ver cuántas plazas hay libres para aquellos que no han trabajado ya para la administración y empiezan de cero", puntualizan desde la Academia San Mamed. 


Nuevas tecnologías


Los opositores ourensanos cuentan, desde hace poco, con nuevos sistemas para preparar los exámenes, como las plataformas y las clases online. "Desde hace tiempo estamos implementando las versiones online de las clases, para aquellas personas que no viven en la ciudad y a las que supone un gasto económico y de tiempo venir aquí", explican los profesores de la San Mamed." Evidentemente, nunca se va a poder sustituir la figura del profesior presencial", añaden.


La falta de espacios habilitados para el estudio, la queja más recurrente


Los opositores de la ciudad reclaman más espacios habilitados para el estudio desde hace años y ya han recogido firmas en varias ocasiones. La biblioteca Rosalía de Castro de la UVigo, la de mayor número de plazas –alrededor de 400–, permanece cerrada durante gran parte del mes de agosto, y reduce horarios en la época estival. La única alternativa gratuita, la biblioteca Nodal, abre solo durante las mañanas estos días, lo que obliga a los estudiantes a dirigirse a centros cívicos, compartidos con otros usuarios y donde no es obligatorio guardar silencio.

Algunos optan por dirigirse al Liceo y pagar la cuota de socios, otros, por alquilar espacios privados junto con otros opositores. "Ourense no se adapta a nuestras necesidades, que básicamente es tener salas de estudio abiertas todos los días", señala Beltrán Suárez Sánchez-Cuervo. "En verano se nota más la carencia, la biblioteca pública debería facilitar un horario mayor", reclama Alba Ortega.


Testimonios


Alba Ortega: "Intento tener todos los días un tiempo para desconectar"

Durante sus años como estudiante de Psicología, Alba Ortega no pensó nunca en preparar las oposiciones, pero la falta de oportunidades laborales le hizo cambiar de idea. "Tras un tiempo buscando trabajo y al ver la dificultad de encontrar algo acorde a mi formación, surgió esta posibilidad", reconoce. Desde hace año y medio prepara el examen PIR (Psicólogo Interino Residente), y asegura que durante los primeros meses estudió "muchísimas horas". "Creo que estudié más de las que eran positivas para mi bienestar, así que ahora estoy intentando tomármelo con más calma, ahora estudio sobre siete horas", explica. Además del día de descanso, Gómez intenta dedicarse un rato diario: "Voy al gimnasio, leo un poco, intento tener un tiempo para desconectar". 

Beltrán Suárez-Sánchez Cuervo: "Trato de estudiar 10 horas al día, y lo combino con deporte"

Hace dos años que Beltrán Suárez Sánchez-Cuervo empezó a preparar las oposiciones para inspector de aduanas, una decisión "sencilla" para él: "Siempre supe que quería un trabajo que me supusiese retos y a la vez una jornada y sueldo estable". Desde entonces, trata de estudiar alrededor de diez horas diarias, pero también dedica tiempo al deporte y al ocio. "El estudio lo combino con mi entrenamiento de triatlón, lo que me deja exhausto y satisfecho por igual", explica Suárez. Su próximo examen es el 13 de septiembre –es la cuarta prueba de la oposición, y después todavía quedaría la última–.  "Hay mucha gente opositando, pero creo que la mayoría no reúnen el esfuerzo necesario para obtener un puesto de por vida", asegura el ourensano.

Aida Gómez: "Se necesita mucha motivación para estudiar la oposición"

Aida Gomez compagina el estudio de la oposición con trabajos: "Si no hay una convocatoria próxima, trabajo mientras tanto". La ourensana, que prepara el examen Educación en la especialidad de orientación de secundaria, empezó a plantearse la posibilidad de la oposición durante los años de carrera. "Acabé, me fui informando, me saqué el B1 de inglés, saqué el máster de profesorado... No las hago por la falta de trabajo, sino porque es la única opción para trabajar de lo que quiero", explica. Gómez reconoce que no es fácil preparar una oposición, porque "se necesita mucha motivación": "En mi caso la necesito para levantarme todos los días y saber que vas a estar en casa estudiando, y que llegará una fiesta y seguirás estudiando... Pero si estás seguro de tu objetivo, claro". 

Xesús Santos: "La oferta laboral existente no resulta del todo atractiva"

Xesús Santos prepara desde hace 4 años las oposiciones a técnico de Hacienda, una opción que tenía en mente durante sus estudios universitarios. "Lo había pensado ya, pero la verdad es que la oferta laboral existente no me resulta del todo atractiva", reconoce. El ourensano estudia alrededor de 8 horas cada día, en jornada partida. Cuando no es época de exámenes, Santos disfruta de su tiempo libre los fines de semana, y reconoce que en la época estival "siempre se baja un poco el rendimiento". En cuanto a las cualidades necesarias del que estudia
una oposición, lo tiene claro: "Todo el mundo puede prepararse para esto, siempre y cuando estés dispuesto a poner por tu parte esfuerzo y constancia, a la espera de un premio que no te puede asegurar nadie". 

Más en Ourense