La Región

ENTREVISTA

Santiago Leyes: "Los pacientes en la farmacia nos dicen qué les tenemos que dar, hay mucha infoxicación"

El nuevo presidente del Colegio de Farmacéuticos defiende que tendrán que sacar líneas estratégicas para el rural y la falta de población

Santiago Leyes, nuevo presidente del Colegio de Farmacéuticos. (MARTIÑO PINAL)
Santiago Leyes, nuevo presidente del Colegio de Farmacéuticos. (MARTIÑO PINAL)
Santiago Leyes: "Los pacientes en la farmacia nos dicen qué les tenemos que dar, hay mucha infoxicación"

Santiago Leyes Vence (Ourense, 1979) cogerá el relevo de la presidencia del Colegio de Farmacéuticos de Ourense (COFO), tras los dos mandatos de Vicente Jairo Álvarez, que pasa a la vicepresidencia de la entidad. Leyes comienza la nueva etapa con ilusión y recuerda, desde su farmacia, la necesidad no perder el contacto con la profesión. Por delante, un mandato en el que el envejecimiento de la provincia o la falta de ciertos medicamentos serán algunos de los retos más importantes. 

Toma posesión como presidente en una provincia marcada por el envejecimiento. 

Desde la Farmacia estamos afectados por la despoblación o el envejecimiento. Somos conscientes de que tenemos que reaccionar, prepararnos para un futuro en el que el paciente es de edad avanzada y su calidad de vida es casi completa.

¿Qué supone estar preparado?

Cubrir todas las necesidades de la población y desarrollar proyectos enfocados a la farmacia asistencial, nosotros somos primera línea, Atención Primaria. Tomaremos medidas desde lo más básico, como deshabituación tabáquica, revisión del uso de medicamentos, seguimiento farmacoterapéutico o servicio de spd (sistemas personalizados de dispensación de medicamentos). 

¿El farmacéutico realizará esa dispensación?

Sí, es como el pastillero tradicional pero hecho a medida para cada paciente, se lo preparamos nosotros. Teniendo al médico informado, claro, y con comunicación continua entre los profesionales sanitarios para que ese paciente realmente tome la medicación bien y la calidad de vida sea óptima. La medicación está especialmente pensado para pacientes que tienen problemática para tomar bien su medicación, se les ayuda con estos sistemas. 

Últimamente ha habido problemas de abastecimiento de ciertos medicamentos en la provincia...

Es un tema delicado, es el resultado de la conjunción de una política sanitaria restrictiva, estamos en un país con una situación demográfica compleja y de difícil solución. Evidentemente tenemos que tener un sistema sanitario sostenible y eso ha llevado a unos ajustes de precio muy intensos. La farmacia ha respondido bien, hemos controlado la situación, no hay alarmismo porque no es necesario, los pacientes pueden estar tranquilos y seguros. A veces el médico tiene que variar la medicación y hay que controlar al paciente, pero no es preocupante. Si es cierto que a largo plazo, que no suele ser la forma de pensar en política, hay que pensar que cada vez se va a demandar más medicacion, el sistema santiario tiene un gasto y tienen que valorar cómo sostenerlo. 

¿Necesita especial atención el rural?

Es el principal representante en la provincia. Habrá que hablar mucho con los farmacéuticos para sacar líneas estratégicas para atender bien el rural y evitar lo que vemos, que es despoblación. No tenemos la capacidad en ello, pero sí la de colaborar con otros agentes sociales y redunde en beneficio de la farmacia. El rural nos puede aportar mucho, allí el farmacéutico y el paciente se conocen, no podemos perder ese tipo de relaciones. 

¿Tiene que estar el farmacéutico también en el plano online?

Tenemos muy buenos profesionales que, creo, deben tener su voz en el mundo digital. A veces, por múltiples causas no lo hacen, ya sea por deficiencia tecnológica, porque no se atreven… Hay que ayudar a conseguir que el farmacéutico esté ahí en Internet bien posicionado y con información certificada. Hay mucha infoxicación entre los pacientes, a veces llegan a la farmacia y nos dicen lo que les tenemos que dar, y tenemos que decirle que no.