Ourense

Paga una multa por darle un beso a una joven en una disco, en Ourense

Ourense

tribunales

Paga una multa por darle un beso a una joven en una disco, en Ourense

El inculpado la abordó cuando la denunciante estaba de fiesta junto a unas amigas de madrugada

El deseo sexual incontrolado le jugó una mala pasada a Khalifa A.N., de 34 años y con permiso de residencia temporal en España. Fue condenado por el Juzgado Penal 1 a una multa  de 3.780 euros (321 meses a razón de seis euros al día) por besar y tocar a una joven en una discoteca sin que ella diera su consentimiento. Lo intentó sin éxito en una ocasión y volvió a insistir.

La denuncia que sustenta este procedimiento penal se presentó tras el incidente ocurrido en una discoteca de la calle Arturo Pérez Serantes a las seis y media de la madrugada. El acusado abordó a una chica que estaba con unas amigas en el local y "guiado por el ánimo de satisfacer su deseo sexual"  intentó besarla. Ante la oposición de la chica, la sujetó por la cintura, aunque ella logró zafarse.

Pero lejos de desistir, el inculpado lo intentó de nuevo. Sujetó a la denunciante por el brazo y le pidió que la acompañase a una zona más tranquila del local y apartada de la vista de sus amigas para hablar tranquilamente con ella y explicarle lo sucedido. Una vez allí, la asió de nuevo por la cintura, tal como recoge la sentencia del Juzgado Penal 1, para darle un beso en los labios y realizarle tocamientos. Para ello, la sujetó con los brazos.

Fuera de la discoteca aún hubo un encontronazo más entre ambos cuando la denunciante estaba con sus amigas. La joven se encaró con el inculpado y se produjo un forcejeo sin que, tal como recoge el fallo, ninguno de ellos resultase lesionado.

La sentencia fue de conformidad tras reconocer el acusado su comportamiento delictivo y llegar a un acuerdo con el representante del ministerio fiscal y la acusación particular. 

Fue condenado por un delito de abusos sexuales con la agravante de discriminación por razones de género (cometer el delito por razón del sexo de la víctima) del artículo 22.4 del Código Penal.