Ourense

Persiguiendo la ciudad fantasma de Ourense, escondida a plena luz del día

Ourense

Trazados fantasma

Persiguiendo la ciudad fantasma de Ourense, escondida a plena luz del día

No sigas leyendo si temes a los espectros… o al urbanismo

Dentro de Ourense habita una ciudad fantasma. Es un hecho científico e irrefutable, y también universal: sea en Galicia, Filipinas o Zimbabue, dentro de cada población laten los fantasmas de sus vidas pasadas, como un eco de Paul Éluard cuando decía que existen otros mundos, pero que están en este. Las vidas pasadas de Ourense siguen en pie, ocultas a pleno sol… y lo único que necesitamos para sacarlas a la luz es un avión.

Un ejemplo: ¿ves algo que te llame la atención en esta fotografía aérea?

Auditorio gral

Exacto, el edificio que hace esquina con el Auditorio: ¿por qué tiene esa diagonal tan extraña que lo atraviesa de lado a lado? Es una cicatriz perfecta y -a primera vista- absurda. ¿A santo de qué se complicarían la vida los arquitectos optando por ángulos más cerrados? La respuesta está en el pasado. Mira lo que pasa cuando comparamos la foto de hoy con una del mismo lugar en 1956:

(Desliza a la izquierda para revelar la foto antigua)

La brecha misteriosa no es un capricho, sino lo que queda de un antiguo camino. Una herida fantasma que el tiempo no ha acabado de curar, un pedazo del viejo Ourense que insiste en asomarse al presente. La periodista Analía Plaza lo explicaba así en eldiario.es: "En algunas ocasiones, los trazados congelados llegan de forma fantasma a nuestros días; están entre los edificios pero a pie de calle ni se intuyen ni se ven. Sin embargo, basta con acudir a imágenes aéreas y dedicar algo de tiempo y curiosidad para empezar a detectarlos". Otro ejemplo, también de Ourense sería este:

Otra extraña línea que atraviesa una manzana, en la zona de lo que hoy es el Campus, pero que hace poco más de medio siglo no eran más que campos sembrados. Las antiguas fronteras entre fincas llevan a que se construya solo hasta los límites de las mismas. Por eso, desde la calle vemos un conjunto ordenado de edificio que, si lo miramos desde arriba, aparece cortado en geometrías extravagantes. Esta forma de evolución es lo que se conoce como "urbanismo informal": la ciudad va creciendo sin un plan previo, y los ciudadanos reaprovechan estructuras previas e improvisan.

Uno de los ejemplos más claros es la famosa piazza Navona, en Roma: su estructura alargada y circular hoy en día viene de tiempos romanos, cuando era el estadio de Domiciano, donde se celebraban los juegos en honor al dios Júpiter. Durante la Edad Media, las antiguas gradas se fueron convirtiendo poco a poco en edificios, y -con el tiempo- lo que era el escenario se ha convertido en plaza:

i-resti-dello-stadio

No se trata, desde luego, de algo exclusivo de los italianos: en Ourense tenemos nuestra propia "piazza" de este estilo. Te lo planteo como un acertijo, para terminar este viaje por los trazados fantasma de la ciudad: ¿sabrías decir en qué lugar de esta fotografía del barrio de Mariñamansa se había instalado una plaza de toros?

San Pio X Plaza toros

(Y no, no es en la rotonda)

Más en Ourense