La Región

HISTORIA

Las pésimas condiciones del Arquivo hacen peligrar documentos históricos

La demora de las obras en el complejo de San Francisco mantienen el actual recinto de Hernán Cortés al borde del colapso

Una cola de visitantes, en las jornadas de puertas abiertas, al lado de documentos apilados en el suelo.
Una cola de visitantes, en las jornadas de puertas abiertas, al lado de documentos apilados en el suelo.
Las pésimas condiciones del Arquivo hacen peligrar documentos históricos

Mientras el tiempo avanza, la memoria ourensana de siglos, recopilada en los documentos depositados en el Arquivo Histórico Provincial, retrocede cada día, al ir haciéndose más y más pequeña debido a las pésimas condiciones del actual emplazamiento. Tantos años de espera (ya más de 12) para poder trasladarse al nuevo edificio en San Francisco, han conseguido que, el hasta ahora principal problema, la falta de espacio para el almacenamiento adecuado, deje paso a una realidad más grave, la desaparición de documentos.

Pablo Ferro, director del Arquivo, alerta de que "estamos en unas condiciones, y eso es lo más preocupante, de conservación muy deficientes"; hecho que la administración conoce, ya que recientemente se solicitó una restauración a Madrid y la persona enviada se sorprendió de la cantidad de documentos que estaban necesitados de una intervención urgente, pero que, como resalta Ferro, "no podemos acometer, porque carecemos de las condiciones necesarias".

Cuidados paliativos

Asevera con tristeza, "porque nosotros amamos esos documentos", que los cuidados paliativos ya son insuficientes. Tanto que ya han dejado algunos "cadáveres", documentos sobre los cuales ya es inviable actuar por su deterioro, y que están datados en los siglos XVI, XVII y XVIII. Y es que algo parece fallar cuando se trata de reivindicar dignidad para el patrimonio y la memoria de Ourense. Ni Museo Arqueolóxico ni Arquivo Provincial son aún una realidad, a pesar de llevar más de una década reclamando estos espacios. Así que algunas comparaciones se hacen inevitables.

El proyecto del Arquivo Histórico Provincial de Guadalajara se adjudicó en el 2007 con una inversión de 12.638.7723 euros. La adjudicación del proyecto para la sede ourensana se realizó en 2010 con fecha prevista de fin de obra en mayo de 2016 y un presupuesto de 16.408.501 euros. Guadalajara inauguró su nuevo archivo en 2012; Ourense aún espera a que se retomen las obras, adjudicadas de nuevo en abril a Copasa.

El alcalde, Jesús Vázquez, se mostró más optimista. Él apela a la reanudación de las obras en el recinto de San Francisco, que albergará el Arquivo y la Biblioteca provincial, aunque ésta está mucho más avanzada que la otra infraestructura, apenas iniciada. Reconoce, eso sí, que "esta obra llevaba demasiado tiempo parada y demandada desde principios del 2000". Pero cuando se ejecute, "este nuevo espacio, además, enriquecerá la oferta cultural", dijo.

Mientras, las transferencias de documentos al Arquivo están paralizadas "porque hemos colmado totalmente los depósitos", lamenta Pablo Ferro, quién añade que "aquí no sabemos ni lo que hay". Y eso a pesar de que este archivo es "totalmente privilegiado en España, por los fondos privados de las órdenes religiosas que alberga y que lo hacen único", señaló Ferro.

Pero a pesar de las adversas condiciones, el personal asegura "capear la realidad a base de imaginación y voluntad". Como muestra, las actividades programadas para dar a conocer su importancia: a finales de año está prevista una gran exposición sobre "as Irmandades da Fala" y, además, trabajan en la posibilidad de ofertar las visitas teatralizadas a los centros de enseñanza con la posibilidad de elaborarlas a la carta. Para empezar, la Xeración Nós tendrá un papel relevante.