Ourense

PP y PSOE se reúnen por primera vez y coinciden: "Jácome no puede seguir"

Ourense

PP y PSOE se reúnen por primera vez y coinciden: "Jácome no puede seguir"

José Araújo –promotor de la reunión–, Rafael Villarino, Flora Moure y Jorge Pumar, reunidos este lunes en el Liceo.
photo_cameraJosé Araújo –promotor de la reunión–, Rafael Villarino, Flora Moure y Jorge Pumar, reunidos este lunes en el Liceo.
La moción de censura está sobre la mesa, pero el PSOE solo pide el apoyo del PP y estos quieren estar en un gobierno conjunto

La ciudad da el primer paso para dejar atrás la página del mandato de Gonzalo Pérez Jácome, tras la primera reunión entre PSOE y PP –cuyo entendimiento es necesario para articular una moción de censura–, que coinciden en considerar "inviable" el actual gobierno sostenido por los dos únicos concejales de DO afines al alcalde, pero parecen diferir en la fórmula: el PP quiere gobierno conjunto "por encima de siglas" y el PSOE se ve liderando en minoría y solo quiere que los populares les dejen gobernar, al ser los más votados. 

Por primera vez, los populares acudieron a una reunión con los socialistas, esta vez convocados por  Ciudadanos, tras no haber acudido a la dos del BNG. El PP se abrió al diálogo, asegurando que la ciudad "no puede tener como gobierno a un alcalde y dos ediles". 

La reunión, realizada en el Liceo, contó con la portavoz popular, Flora Moure, y el concejal y vicesecretario general del PP de Ourense, Jorge Pumar, junto a los portavoces del PSOE, Rafael Villarino, y Ciudadanos, José Araújo. No acudió a la reunión el BNG, porque "non fomos convidados", lamentó Luis Seara.

Actualmente, el Concello está formado por nueve ediles del PSOE, siete del PP, tres del gobierno Jácome, cuatro de los críticos de DO (cuya firma no serviría para ganar una moción de censura), dos de Ciudadanos y otros dos del BNG. La moción necesitaría 14 apoyos. 

Visiones contrapuestas

Los socialistas insisten en su condición de "forza máis votada", tras recordar que "participamos en todas as reunións" y fueron los primeros "en abrirse ao diálogo". Villarino resaltó que la ciudad "non pode seguir nesta situación de bloqueo que levamos padecendo desde hai máis de cinco anos" y reivindica que la alternativa debe pivotar sobre el PSOE. "Amosamos a disposición a liderar un goberno, amparado sobre a representación da maioría dos votantes", dijo Villarino, que espera que los contactos se "prorroguen" y sean "fructíferos". 

Desde el PP, Flora Moure subrayó el compromiso para "buscar una solución" a la gobernabilidad de la ciudad dialogando con todas las fuerzas "de forma leal y honesta". Tras haber dado un ultimátum al actual alcalde, consideran que "el tiempo de Jácome ha pasado", tras  "no haber hecho ningún esfuerzo por recuperar la confianza". 

Los populares tienen claro que quieren ser "parte de la solución", pero advierten de que no están dispuestos a "ser utilizados por nadie". Piden "altura de miras y generosidad", rechazan "posturas maximalistas" y apuestan por un gobierno estable, "porque no se trata solo de cambiar un alcalde, sino de conformar un gobierno y una mayoría que lo sustente". El PP quiere integrar la alternativa y no solo prestar votos: "Sabemos gobernar y lo hemos demostrado estos meses. Estamos preparados para seguir haciéndolo". 

 Desde Cs, José Araújo se erigió como "pegamento" y valoró que PP y PSOE aceptasen sentarse en la misma mesa, algo que hace días sonaba a "ciencia ficción". Es "un primeiro paso", señaló el concejal, que espera que ambas fuerzas tomen ahora el timón, porque el objetivo pasa "si ou si" por una moción de censura que "os veciños vanlles agradecer". 

BNG critica su exclusión

El BNG, que no asistió al no haber sido invitado, considera su exclusión "un desprezo non ao BNG, senón ao conxunto da cidadanía que agarda altura de miras e responsabilidade", máxime cuando, recordó Luis Seara, "fomos os primeiros en apelar ao diálogo e dicir que estariamos alí onde se nos chamase". Seara se mostró sorprendido por que el PP acudiese a la llamada de Cs y no a las del BNG, quedando claro que los populares van "dependendo de quen convoque". Por su parte, Araújo negó "desprezo" al BNG y justificó convocar solo a PP y PSOE en que "son os que teñen a sartén polo mango e hai que ser prácticos".