Ourense

Las promesas o el despilfarro dejan un lastre de mil millones en Ourense

Ourense

Las promesas o el despilfarro dejan un lastre de mil millones en Ourense

En los últimos veinte años la provincia escuchó iniciativas de desarrollo público y privado que no pasaron de las intenciones

En los últimos veinte años ha llovido mucho en Ourense, pero de la lluvia de millones prometida nadie ha vuelto a saber. Un auténtico chaparrón de dinero hubiese sido derramado sobre la provincia si la ineptitud política, la fantasía institucional o la falta de decisión privada —o todas ellas— no hubiesen dejado al pairo al menos una docena de proyectos que a todos debiese sacar los colores. Al menos mil millones de euros o no han venido, o no se han ejecutado o, sencillamente, se han dilapidado en alguna de las más comentadas iniciativas de desarrollo. Plan Impulsa, Plan Estratéxico Ourense 2010 —y otros— trufaron los discursos públicos durante años. Pretendían actuar de paraguas, pero cobijaron pocos o ningún proyecto. 

- NOVO MILENIO

A finales del año 1999 la Xunta presentó en Ourense el proyecto "Novo Milenio". Pretendía trasladar el estadio de O Couto a Seixalbo, edificar viviendas públicas, construir un edificio administrativo en lugar del campo de fútbol y otras inversiones públicas. La elección de la antigua Ciudad de Los Muchachos para hacer ahí la ciudad deportiva fue como meterse en un avispero. El Padre Silva, creador de la entidad, se opuso, contando con apoyos políticos y sociales. Hoy el entorno del estadio de O Couto sigue envejeciendo y la finca de Benposta subastada y en manos de una empresa de autobuses.

20191019153222907_resultado


- AURIA VERDE

El BNG prometió en la campaña de las autonómicas del 2005 el proyecto Auria Verde. Gobernando la ciudad desde 2007 la Tenencia de Alcaldía del Concello preveía 300 viviendas a 150.000 euros cada una donde está el campo de fútbol, trasladando este a O Cumial. También prometieron un parque que triplicaba la superficie de O Posío y varias dotaciones administrativas. Se hablaba de no menos de 50 millones de euros de inversión, pero la falta de concreción del proyecto y, una vez más, las zancadillas políticas mandaron a la basura el plan.

20191019153222954_resultado


- CIRCUITO DE VERÍN

Convertir a Verín en La Meca del automóvil fue una ensoñación con patas muy cortas. Ciudad del Motor, circuito de velocidad... La Diputación puso empeño en el proyecto en la década de los 2000. No se llegó a cuantificar y la Xunta de Fraga dio largas y el bipartito del 2005, pese a prometer avanzar, acabó por enterrarlo.  En el diseño del plan había participado una empresa del condenado Iñaki Urdangarín.

20191019153223001_resultado


- VAL DA RABEDA

Los concellos de Taboadela, Paderne, San Cibrao y Allariz iban a acoger un campus industrial prometido por el bipartito del BNG y el PSOE en la Xunta. En realidad era un gigantesco polígono industrial de cuatro millones de metros cuadrados, con 2.000 viviendas y más de 350 millones de euros de inversión. Se preveía que en el 2009 estuviese finalizado. Diez años después lo único que crece es la maleza.

20191019153223079_resultado


- COCHES ELÉCTRICOS

Xero era una empresa británica que desarrollaba propuestas de movilidad. Llegó a Ourense y la Diputación se implicó en una iniciativa en la que también entró la Xunta, con un apoyo más timorato. Más de mil puestos de trabajo se iban a crear en una fábrica de coches eléctricos que se montaría en un parque empresarial de Melón que no existía. La propuesta no cuajó porque no se presentó plan de negocio, las reuniones con empresarios para captar capital privado no fructificaron y las instituciones disimularon. Un año después de presentado, el plan había fracasado. En el 2012 pasó a la historia de las quimeras ourensanas.

20191019153222188_resultado


- EROSKI

A Farixa esaba llamada a recibir una importante inversión privada que cambiaria su fisionomía. Eroski capitaneaba un proyecto comercial acompañado de viviendas, espacios verdes y de ocio, y dotaciones culturales. Más de 200 millones sobre el papel, pero la crisis del 2008 y el laberíntico urbanístico de la ciudad acabaron por dejar todo en un solar con aspecto de erial.

20191019153222516_resultado


- EL CORTE INGLÉS

Fue un proyecto polémico desde su nacimiento porque ocuparía el gran espacio que hay en Mariñamansa lindando con el CHUO. Sobre la mesa 420 millones de euros para viviendas, hotel, espacio verde, dotaciones deportivas y la transformación de la zona. Con la caída del plan de urbanismo todo se quedó en nada. La empresa acabó por renunciar, "aburrida" de la tortura burocrática del Concello. Hoy la zona sigue siendo un gigantesco prado.

20191019153222407_resultado


- VARIANTE NORTE

La llamada circunvalación norte, que uniría la zona de Covadonga con Quintela de Canedo es el ejemplo más palmario de la incuria política. La promesa incumplida ha cumplido un par de décadas de aparición en los Presupuestos del Estado sin que la cosa salga de ahí. Los últimos compromisos hablan de la materialización de los primeros trabajos, con unos 30 millones de euros, un tercio de lo que hace falta. Nadie aventura cuándo arrancarán las máquinas de obra.

 


- PARQUES NATURALES

Un amasijo de hierros, paredes emborronadas y maleza exhuberante. Eso es hoy el Centro de Interpretación de Parques Naturales, un adefesio en Quintela de Canedo. La Xunta programó en época del bipartito seis millones de euros en un proyecto sobre el que había todas las dudas. Ahora la única realidad es que la Administración no sabe qué hacer con el mamotreto porque el dinero gastado se fue por el aliviadero.

OURENSE (CENTRO INTERPRETACIÓN PARQUES NATURALES). 29/07/2019. OURENSE. Estado actual de abandono en varias construcciones públicas. FOTO: ÓSCAR PINAL


- BALNEARIO TINTEIRO

Caldaria, la única entidad que apostó en serio por el termalismo gestionando tres balnearios, planificó un hotel balneario en la zona de O Tinteiro. Gestionó la compra de terrenos y el diseño de la actuación estaba hecho, pero la cosa no ha pasado de ahí. Inseguridad jurídica, crisis, dudas... La zona sigue provocando el sonrojo con una bubete termal, unos surtidores de agua termal que nunca brotaron. A su lado un matadero que ya está en desuso sin que se sepa qué aprovechamiento tendrá. Y, claro, A Chavasqueira, que ardió en primavera y que sigue sin reconstruir.

20191019153222813_resultado


- EL AVE

Las obras relacionadas con el AVE están en marcha en A Ponte. El proyecto de la estación y la terminal de autobuses sigue siendo fuente de descontento, aún con los obreros ya trabajando. La espera es ahora por la variante exterior, cuantificada en 475 millones de euros y sobre la que nadie se atreve a dar plazos de obra. La prometida transformación urbanística de A Ponte será solo de chapa y pintura.

20191019153222751_resultado


- ABASTOS

Los mercados de abastos han estado en todos los discursos políticos. La plaza de As Burgas espera la reforma desde hace más de 25 años y aún no le ha tocado la vez. Ahora el cuello de botella administrativo parece que se ha desatascado y se podrían iniciar las obras. La inversión está en unos cinco millones de euros. En A Ponte se gastaron dos millones y en el Concello de Ourense no saben qué hacer allí.

OURENSE (PRAZA DE ABASTOS DE A PONTE). 29/07/2019. OURENSE. Estado actual de abandono en varias construcciones públicas. FOTO: ÓSCAR PINAL


- OTRAS ESPERAS

Pero la falta de concreción de proyectos trascienden a los citados. El termalismo, apuesta institucional en el discurso, está a expensas de sus capacidades. La vieja cárcel se cae, el solar de Xardín das Burgas sigue desaprovechado, los apartamentos turísticos de las traseras de As Burgas sin adjudicar, igual que el concurso que lo relaciona con el Centro de Interpretación, una cafetería y el mantenimiento de la piscina. Outariz sigue sin espacio de ocio, la pasarela carece de mantenimiento, el camping  de Untes es una entelequia...


Ourense acumula decenas de pequeños y grandes proyectos que no han salido de los atriles de los mítines, de las ventanillas de la burocracia, de las maquetas  o de las páginas de los periódicos, inundados de la tinta endeble de la promesa incumplida.