Ourense

Los psicólogos alertan ante el abuso de pantallas en los niños

Ourense

ANÁLISIS

Los psicólogos alertan ante el abuso de pantallas en los niños

Hay más de 18.000 escolares de Infantil, Primaria y Educación Especial confinados en la provincia

El curso escolar empezó el pasado mes de septiembre para 18.550 niños ourensanos de Infantil, Primaria y Educación Especial que ahora están confinados en sus casas. Los expertos piden “tiempo” para analizar las consecuencias que tendrá en ellos esta emergencia sanitaria. Preocupa el abuso de las pantallas, que se acentúa en las siguientes etapas educativas: son 11.746 matriculados en ESO y Bachillerato en Ourense que viven esta crisis más conscientes. 

El doctor en Psicología y profesor del Campus Manuel Isorna señala que el confinamiento “va a ser un cambio digno de estudio, aunque no se puede generalizar con las consecuencias”. Isorna apunta a que esta etapa puede "mejorar la situación de los que no disponíamos de tiempo para estar con nuestras parejas e hijos y que nos conozcamos más”. Pero ya se están detectando consecuencias negativas: “Ya hay casos del mal uso de las pantallas. También se está notando aumento del nivel conflictividad al no gestionar bien los conflictos”. Isorna repara en el caso de las mujeres maltratadas que conviven con su maltratador: “Si ya es duro, esta situación puede repercutir en los niños”. 

La Asociación para a Saúde Emocional na Infancia e Adolescencia Aseia activó en Ourense un programa de primeros auxilios emocionales para cuidadores de niños de 0 a 11 años y para adolescentes entre 12 y 18 en esta etapa de confinamiento. La atención es telefónica y gratuita. “Tenemos mucho más trabajo de lo que esperábamos”, confiesa Ricardo Fandiño, psicólogo y presidente de Aseia. Calculan unas cinco llamadas al día. “Hay quien llama para que le valides que está haciendo las cosas bien con sus hijos. Otros adolescentes y padres llaman con problemas de convivencia que eran previos y ahora se reactivan. Hay familias con problemáticas más graves, llamando ya con sintomatología de estrés y ansiedad”. 

Fandiño repara en que “el confinamiento de los pequeños es más rígido, porque en su casa no hay excepcionalidades. Tenemos que tener un límite para volver a la normalidad con ellos, y esto pasa por recuperar la actividad en espacios públicos como se pueda”.

El presidente de Aseia subraya  también en la consecuencia del abuso de las pantallas: “Hay que estar muy atentos a esto porque puede ser excesivo”.

Sonia Ferro, experta en Didáctica y jefa el departamento de Orientación Educativa del IES O Couto, destaca el caso del alumnado de ESO y Bachillerato. “Agora mesmo a preocupación está na Selectividade. A información vai variando e aínda afectan máis os cambios. Estes alumnos teñen unha presión moi grande e o profesorado tamén o está pasando mal. Témonos que preparar porque este esforzo mental pode supor despois un baixón”. Ferro recomienda a las familias con niños “buscar motivos para rir”. 

Más en Ourense