Ourense

El PSOE cede al BNG la posición de segunda fuerza hasta en 32 concellos

Ourense

El PSOE cede al BNG la posición de segunda fuerza hasta en 32 concellos

El PP solo obtiene menos del 50% de los sufragios en 10 concellos, y en su peor plaza, Allariz, recabó el 34% de apoyos

El PP cimentó su victoria en el dominio absoluto en la mayor parte de los concellos de la provincia. Los populares fueron la fuerza más votada en 85 de los 92 municipios, y en 82 de ellos consiguieron imponerse directamente con mayoría absoluta, al obtener la mitad de los sufragios. En los siete municipios que no consiguieron alzarse con el triunfo amarraron el segundo puesto, demostrando así el tirón en la provincia de Ourense.


Partido Popular


El mejor resultado del PP se cosechó en el concello de Beariz, al obtener hasta el 86,96% de los votos totales. Después, fueron Avión (85,8%) y Quintela de Leirado (84,84%) los que más respaldaron la candidatura de los populares ourensanos. El peor resultado para el PP se dio en Allariz, feudo tradicional nacionalista, donde apenas recogieron el 33,8% de los sufragios, y en Entrimo, territorio socialista, donde solo el 29,5% de las papeletas fue para la formación que preside en la provincia Manuel Baltar. 

Por comarcas, el mayor crecimiento de los populares se dio en el área metropolitana de Ourense (+2,88%), seguido de Trives (+2,7%), mientras que las caídas más pronuncias se dieron en la comarca de Monterrei (-9,93%)  y Viana (-7,51%). En cifras globales, el mayo apoyo al PP se registra en la Baixa Limia, mienetras que el menor se registró en la comarca de Monterrei.


Batalla Psoe-BNG


Los partidos que se quedan en la oposición libraron en los comicios del 12J una dura batalla por el segundo puesto, que ganó el BNG por un estrecho margen de 395 votos. Sin embargo, en cuanto al número de concellos, los socialistas siguen ostentando el liderazgo. El PSOE venció en cuatro concellos y el BNG en 3, mientras que los socialistas amarraron la segunda plaza en otros 53 municipios, una posición que los nacionalistas consiguieron en otros 32 concellos.

El mejor resultado de la formación socialista en la provincia se dio en Entrimo (56,1%), donde conseguirían así la única mayoría absoluta, mientras que los peores digítos los registraron justo en Beariz, el principal granero del PP, donde solo recibieron el 4,9% de las papeletas.

En cuanto al BNG, su mejor resultado se dio en Allariz, con un 49,1% de los votos, donde se volvieron a hacer imbatibles. El peor registro lo obtuvieron en Padrendo, con solo un 3,34% de los apoyos.

Por comarcas, el éxito nacionalista se cimentó en las zonas que vivieron en primera persona la lucha contra el cierre del paritorio del hospital de Verín.

 En Viana, donde llegaron a obtener el 27,8% de los sufragios y en Monterrei (25%) sacaron los nacionalistas su mejor resultado, justo en las dos comarcas donde el PP obtuvo los peores dígitos. Donde menos apoyos tuvo el BNG fue A Baixa Limia.

Los socialistas aglutinan más apoyos en la provincia en Terra de Caldelas (27%) y Trives (24%), y se llevan la peor parte en Allariz-Maceda (apenas un 12,55% de los votos introducidos en urna). 


Bipartidismo


Con la fuerte irrupción del BNG pierde fuerza el bipartidismo, si bien Ourense sigue siendo, con casi un 75% de apoyo a PP y PSOE, la provincia gallega donde más cuesta penetrar a otras formaciones. 


Los detalles del 12-J


Muíños vuelve a ser el concello donde hubo una mayor participación

Una vez completado el recuento al 100% la participación cayó casi cinco puntos y medio respecto a la registrada en las autonómicas de 2016 en la provincia. Entonces se había registrado una afluencia en urna del 66,14% de los electores, frente al 60,79% de ahora. El voto fue especialmente madrugador, debido al buen tiempo, y a mediodía la participación estaba tres puntos por delante, mientras que acabó la jornada casi seis puntos por detrás. 
Los vecinos de Muíños fueron una vez más los más cumplidores, ya que el 80% de los llamados a votar acudió a la cita. 

La comarca de Ourense empuja al PP a mantener los resultados

La ciudad y su área metropolitana empujaron al PP a mantener el 53,1% de los apoyos en el conjunto de la provincia, gracias a un crecimiento de casi 3 puntos porcentuales, hasta el 49,2% de los votos, un hito importante en la comarca más poblada de la provincia. Pereiro de Aguiar, con un crecimiento de un 4,23% fue la que tuvo un mayor incremento de papeletas de los populares, seguido de A Peroxa (3,93%). El PSOE sufrió un revés en el área metropolitana, aunque obtuvo sus mayores crecimientos, por encima del 4%, en Vilamarín y Taboadela. 

El bipartidismo no se mueve en Quintela, Padrenda, Muíños, Beariz y Avión

El BNG consiguió rebasar por primera vez desde las autonómicas de 2001 al PSOE en votos en la provincia, superándolo por 395 sufragios, a la espera del recuente del voto emigrante. Sin embargo, hay municipios de la provincia que continúan siendo inexpugnables a nuevas fuerzas. El bipartidismo asciende al 95% de apoyos en Quintela de Leirado, el 93% en Padrenda, el 91% en Avión y  Beariz o  el 90% en Muíños. Alllariz y Verea. Por otra parte, Allariz  es el único municipio de la provincia en que la suma PP-PSOE no supera el 50% de los sufragios.

Vox solo no tuvo votos en  Chandrexa y logró su mejor resultado en Carballeda de Valdeorras

La formación liderada por Santiago Abascal obtuvo poco más de 3.000 votos en la provincia, un 2,01% de los sufragios totales. Su mejor resultado lo cosechó en el muncipio de Carballeda de Valdeorras, donde, con un 4,78% de las papeletas, se quedó a apenas cinco de rebasar al BNG. Avión, con un 3,5% de apoyos a Vox, también estuvo a punto de vivir un sorpasso a los nacionalistas, quedándose a un solo voto. El único concello de la provincia en el que Vox se quedó con el casillero a cero fue Chandrexa de Queixa, que en las generales había dado 8 votos a a esta formación.