CASTRO CALDELAS

Dos quesos de Castro Caldelas, entre los mejores del mundo

La Cooperativa Como Cabras obtuvo medallas de plata y bronce en un certamenl celebrado en Londres

Jorge Rincón, en la explotación que gestiona en Castro Caldelas. (Foto: Gonzalo Belay)
Jorge Rincón, en la explotación que gestiona en Castro Caldelas. (Foto: Gonzalo Belay)
Dos quesos de Castro Caldelas, entre los mejores del mundo

Castro Caldelas, Ourense y, como no, la propia cooperativa, acaban de situarse en el mapa de los mejores quesos del mundo, merced a la doble medalla, de plata y bronce, según la categoría, que entre más de 3.000 propuestas en las diferentes secciones les fueron otorgadas en el reciente World Cheese Awards 2017 que tuvo lugar en el mes de noviembre en Londres.

"Como Cabras", que así se llama la entidad societaria ubicada en las cercanís de la aldea de San Xulián y que un buen día Jorge y su compañera Rocío pusieron en marcha no sin pocas dificultades, obtuvieron en la capital londinese el merecido reconocimiento a una década de sacrificio, "donde, yo, personalmente, me he pasado cinco años sin cobrar para poder atender a otros compromisos, fundamentalmente de amortización de nuestros activos", reconoce Jorge Rincón. 

La satisfacción de ambos es absoluta. Su bronce en la categoría de quesos de pasta blanda y la plata en los de pasta dura -los tradicionales quesos curados- confirman que aquel inicial proyecto huyendo de la ciudad en busca de algo "que nos llenase y siempre vinculado con el rural, porque si algo tuve claro después de mi experiencia como instalador de equipos de frío en Madrid fue que aquello no cumplía las expectativas de un joven que sabía que quería venirse a vivir al campo y del campo, no fue del todo una locura", apunta. 

Arrancaron en 2006 con una modesta explotación que les llevaba a transportar la leche que producían hasta las instalaciones de O Rexo, en Allariz, donde elaboraron las primeras unidades de sus quesos. Pero muy pronto comprobaron que la operatividad y el éxito llegaría teniendo su propia quesería en la finca donde pastaban sus ovejas. 

A la sociedad inicial, integrada también por otra pareja -"que muy pronto, a los dos años, no quisieron seguir apostando por el proyecto porque, y no lo niego, es muy duro salir adelante. Es un trabajo en el que no tienes un horario, donde todos los días de la semana estás pendiente de la explotación, hay que estar un poco locos para meterse en este fregado"-, llegaron nuevas incorporaciones bajo la fórmula del cooperativismo, atraidos por el proyecto ideado por Rincón, todas de fuera de la comunidad.

Como también lo son las cabras que producen la leche, que aunque la gran mayoría de las 220 de su cabaña nacieron ya en la provincia, las primeras -de la raza murciano-granadina- fueron adquiridas a un ganadero en la comunidad pimentonera, concretamente en Jumilla. 

Producción modesta

Es la primera vez que, desde que producen queso en sus instalaciones -en los últimos cinco años el ciclo se inicia y se concluye en su propiedad al contar con quesería propia- que reciben un reconocimiento mundial que los sitúa entre los mejores fabricantes del planeta, "aunque muy modestamente porque nosotros procesamos 105.000 litros de leche al año frente a otros gigantes como Quesería Sarriana, también premiada en esta edición, a la que llegan 75.000 litros de leche, pero todos los días", afirma Rincón.