Ourense

21 meses de cárcel por ejercer de dentista sin tener título

Ourense

Tribunales

21 meses de cárcel por ejercer de dentista sin tener título

Aceptó 21 meses de cárcel por estafa y multa de 1.620 euros por intrusismo

Amando A.L., de 55 años, reconoció ayer en el Juzgado de lo Penal 2 haber ejercido la profesión de dentista en la provincia de Ourense sin tener la correspondiente titulación académica tal y como lo acusaba el ministerio fiscal. El falso odontólogo aceptó 21 meses de cárcel -la fiscalía solicitaba inicialmente tres años de prisión pero rebajó la petición al reconocer lo hechos- por un delito de estafa y el pago de una multa de 18 meses a razón de tres euros diarios (1.620 euros) por intrusismo profesional. También se comprometió a abonar en concepto de responsabilidad civil un total de 4.227,29 euros que adeuda en distintos laboratorios ourensanos por la adquisición de distintas piezas y productos protésicos-dentales.

El juicio, que comenzó a las 11,15 horas, duró apenas minutos, el tiempo que tardó la jueza en comunicarle el acuerdo de conformidad, lo que conllevó que el falso dentista no declarara sobre los hechos. Amando A.L. fue detenido por la Guardia Civil el 10 de junio del 2017 en Trives, donde también entonces prestaba servicio de taxista.

En lo que se refiere a su actividad de falso dentista, el ministerio fiscal consideró probado -el imputado lo reconoció-que realizaba el trabajo a domicilio y al aire libre. Así, a un vecino de Parada de Sil, según el escrito de acusación, le limó dos muelas, le hizo una limpieza bucal, empastó tres dientes y colocó varias fundas, tras sucesivas consultas a su domicilio.

En el municipio de Parada de Sil, a otra vecina, en una visita a su vivienda, le "cortó" dos dientes, le arrancó otro y le hizo dos paladares. En esta paciente, según el ministerio fiscal, el acusado llegó a utilizar anestesia pese a no estar capacitado académicamente. El acusado también reconoció que a otro ourensano le realizó 10 extracciones de piezas dentales, tras las que le puso moldes y dentadura.

El falso dentista, según el ministerio público, realizó la mayor parte de su actividad entre los años 2015 y 2018 y percibió retribuciones por cada una de sus actuaciones, haciendo creer a los pacientes, según la fiscalía y él mismo reconoció, que estaba capacitado para ejercer la profesión. 

Ninguna de sus víctimas acudió ayer al juicio al no ejercer acciones legales contra él, bien por estafa o posibles lesiones. Por contra, los colegios oficiales de Protésicos Dentales  y Odontólogos y Estomatólogos de Galicia sí se personaron como acusación particular. El primer reclamó que el acusado abonara las facturas de material que había adquirido, un total de 4.227,29 euros, en los distintos laboratorios y, junto con el de los Odontólogos, que fuera condenado por intrusismo profesional.

El falso dentista, que ya fue penado por el Penal 1 de León en el 2015 por estafa, está en al actualidad en libertad y su ingresó en la cárcel quedó condicionado a que no delinca durante los próximos tres años. También se le concedió el pago fraccionado de la responsabilidad civil en cuotas de 90 euros al mes.

Su detención se produjo tras una ardua investigación que inició la Policía Judicial de la Guardia Civil  de Lalín (Pontevedra) ante la sospecha de que también ejerció la profesión en Silleda.