La Región

SANIDAD

"El relevo generacional es clave, ser punto de encuentro"

María José Modroño es la nueva presidenta de la Academia Médico-Quirúrgia de Ourense. Sustituye a Joaquín Cubiella
María José Modroño, nueva presidenta de la Academia Médico-Quirúrgica, y Joaquín Cubiella, expresidente, este lunes en el Marcos Valcárcel (MIGUEL ÁNGEL).
María José Modroño, nueva presidenta de la Academia Médico-Quirúrgica, y Joaquín Cubiella, expresidente, este lunes en el Marcos Valcárcel (MIGUEL ÁNGEL).
"El relevo generacional es clave, ser punto de encuentro"

Después de dos intensos años al frente de la Academia Médico-Quirúrgica, Joaquín Cubiella (Gijón, 1970) deja el puesto. María José Modroño (A Coruña, 1958) coge el relevo con "ilusión", aunque reconoce que "nos han dejado el listón muy alto". A pesar de que la entidad retoma su actividad a finales de octubre, la nueva presidenta ya ultima estos días la programación del nuevo curso. 

¿Cuál era el principal objetivo en 2017? ¿Y ahora?

Joaquín Cubiella: El primer objetivo que nos marcamos era continuar, mantener la actividad de forma cooperativa, una actividad basada en el trabajo de todos. 

María José Modroño: Es similar ahora, queremos intentar implicar al mayor número de profesionales y ciudadanía posible. 

También querían abrirse a la sociedad.

J. C.: Pensábamos que no podíamos limitar esa actividad a las salas, sino que había que abrirlo a la sociedad. Grabamos las charlas para que la gente que no pueda venir pueda verla a través de internet, mantenemos una buena relación con los medios para dar a conocer nuestra actividad... 

¿Es difícil atraer a la ciudadanía?

J.C.: Cada vez tenemos más pacientes expertos que conocen y que quieren conocer. En las charlas tenemos que ser técnicos, pero ahí estamos para dar esa información si alguien la quiere. Pueden preguntar lo que quieran y se les va a responder, evidentemente. 

Las nuevas generaciones de médicos, ¿también se involucran con la Academia?

J. C.: La vida del médico es complicada, muchas horas de trabajo, muchas guardias, mucha actividad formativa a mayores... Nosotros pretendemos ir más allá de nuestra especialidad, comunicarnos entre diversos ámbitos. A corto plazo no genera valor, pero creo que a largo plazo, como profesionales, como médicos, como ciudadanos, sí que genera valor.

M.J.M.: La antigua directiva se abrió a la ciudadanía y esa va a seguir siendo la línea de trabajo, junto con abrirnos a los médicos más jóvenes. Pero entendemos que tienen una carga laboral y formativa muy alta. Aún así, intentaremos implicarlos lo más que podamos. Queremos encontrar ese relevo generacional para que siga vivo, y trabajaremos en ese sentido, más todavía. 

J.C.: No se puede morir con nuestra generación, queremos que los jóvenes lo vean como un patrimonio suyo, creo que eso es clave. 

Las charlas tocan todas las especialidades.

M.J.M.: Sí, son temas transversales en los que todos los profesionales tienen un punto de encuentro. Queremos que la Academia fomente ese punto de encuentro entre unos y otros. Hay muchos temas que nos hermanan a todos: la comunicación con el paciente, la ética... La idea es tratar eso que nos une. 

La actualidad también tiene peso en la programación. El año pasado, por ejemplo, hablaron de transexualidad.

M.J.M.: Este año, entre otras charlas, vamos a tener una sobre qué pasa si dejamos de vacunarnos, algo que nos preocupa a todos. Creemos que es todos tenemos que dar nuestra visión en este tema. 

J.C.: A día de hoy la medicina no es solo la evidencia científica, sino también es clave saber las preferencias de la población. Tenemos que conocer en todo momento qué es lo que piensa la población. Cuanto más mantengamos este diálogo, también nos sirve a nosotros como médicos. Lo más interesante no es la charla, sino la media hora después que hablamos. 

Esta será la tercera presidenta mujer en la historia de la academia. 

J.C.: Los hombres somos una minoría, esta es una profesión femenina. Creo que los puestos de responsabilidad y de liderazgo deben ser mujeres, no hombres. María José es también la segunda médica de familia directora de la Academia, algo muy importante. 

M.J.M.: La Atención Primaria supone un volumen muy importante de la profesión. Cuando me propusieron ser directora fue una razón muy importante para decir que sí, para aportar desde el sector nuestra opinión. Es otro entorno distinto, y es importante tener un punto de encuentro. Muchos médicos de Atención Primaria nos hicimos de la Academia cuando Raimundo Gulín era presidente, por movilizar a los profesionales de nuestro sector.