Ourense

Los retornados claman: "Non somos españois de segunda"

Ourense

OURENSE

Los retornados claman: "Non somos españois de segunda"

Manifestantes en la concentración frente al edificio de Hacienda de la ciudad gritan "Somos emigrantes, non estafadores". (XESÚS FARIÑAS)
photo_cameraManifestantes en la concentración frente al edificio de Hacienda de la ciudad gritan "Somos emigrantes, non estafadores". (XESÚS FARIÑAS)

Exigen "igualdade" en la declaración de sus pensiones y recuerdan que "o país creceu gracias a nós"

La plataforma de emigrantes retornados de la provincia de Ourense sigue en pie de guerra para exigir "igualdade social" y recordar que "non somos estafadores". Como cada segundo miércoles de mes, el colectivo se concentró este miércoles por la mañana frente al edificio de Hacienda para exigir la derogación de la Ley 35/2006, que los obliga a hacer la declaración de sus pensiones si llegan a los 11.000 euros anuales. "Pero para os que non emigraron, son 22.000 euros. O que pedimos está ben claro, igualdade, non somos españois de segunda", apunta Ana María González, emigrada en Suiza durante 9 años. "Hoxe -este miércoles- dixéronnos que o Goberno acaba de ascender a cuantía aos 14.000 euros, o que é unha boa noticia", señala Luis Quintas, presidente de la plataforma de retornados en Ourense y emigrado en Suiza durante 25 años. 

Además, los afectados también exigen el reconocimiento total de la invalidez. "Moitos temos invalidez de ata o 50% no país no que traballamos e aquí redúcennola ao 15% ou ao 10%", explica Luis Quintas, presidente de la plataforma de retornados en la provincia. En total, la asociación calcula que los afectados en Ourense ascienden a 60.000 personas. No obstante, señalan que en las manifestaciones de cada mes "falta moita xente", por "medo" a que "os gobernantes os vexan" o por motivos de salud. 

El colectivo también recuerda que "o país creceu moito" gracias a las divisas que enviaron desde el extranjero, y que desde su vuelta "nunca nos negamos a pagar". "Ourense era un pobo cando nos fomos e gracias a nós fixéronse rúas e obras, metimos diñeiro nos bancos e aínda quedou para nós", apunta Quintas. "Din que temos cartos, pero a nós non nos regalaron nada, o noso suor nos custou", añade González. Además, rememoran el drama de la emigración: "Foi moi duro para todos marcharnos a traballar sen saber nin o idioma do país ao que íamos e deixar atrás aos nosos familiares".


Años de reivindicaciones


Desde que a finales de 2013 Hacienda empezó a reclamarle a  los emigrantes retornados la declaración de los últimos años -de forma retroactiva-, el colectivo salió a la calle sin dudarlo en toda España. "Naquel momento houbo xente que tivo que pedir créditos para pagar o que lle pedían, porque non podían facer fronte ás cantidades", comenta Luis Quintas. "Conseguimos que nos devolvesen as multas e os intereses porque sabían que estaban actuando fóra da lei", señala González. El colectivo asegura que seguirán "en loita" hasta que consigan "cambios reais" y adelantan que en la próxima convocatoria -el 13 de marzo- se manifestarán desde la calle Cruz Roja hasta Hacienda. "Polo menos que se nos vexa un pouquiño", dice González.