Ourense

Coronavirus en Ourense | Rutinas y horarios, las claves para la cuarentena en familia

Ourense

EN OURENSE

Coronavirus en Ourense | Rutinas y horarios, las claves para la cuarentena en familia

home-4625652_1280
photo_camerahome-4625652_1280
El encierro está siendo una prueba para padres e hijos, que buscan adaptarse a los nuevos hábitos

Cada hogar es un mundo. Pero, ahora mismo, todos tienen en común algo: la situación de confinamiento. Las pautas y consejos para el bienestar psicológico individual juegan un papel fundamental. Pero, ¿qué hacer cuando la cuarentena en casa se pasa en familia? Padres e hijos, incluso abuelos, están pasando 24 horas juntos, lo que es un foco de tensión importante. El objetivo es buscar la normalidad dentro de la anormalidad. 

El profesor asociado de la Universidad de Vigo Manuel Isorna (especializado en el área de Personalidad, Evaluación  y Tratamiento Psicológico) recomienda una serie de medidas para que la situación se lleve de la mejor forma posible, tanto en adultos como en menores.

- Explicárselo a los niños. No son adultos en miniatura, sino que tienen una serie de características psicológicas, evolutivas y emocionales que debemos conocer los adultos, para entenderlos, y que puedan entendernos también a nosotros, ofreciéndoles información adecuada y adaptada. Para ello hay que informar (con información contrastada, anticiparse a ellos para hablarlo, siendo sinceros, resolviendo sus dudas, dando seguridad y confianza). También explicar, con un lenguaje adaptado, sin saturarlos y siendo honestos y evitando hacer referencia a las personas que están muy enfermas o fallecieron.

Por último, proteger. Es un buen momento para transmitirles medidas de higiene para toda la vida. Hay que seguir las recomendaciones y medidas de prevención que determinen las autoridades sanitarias y confiar en ellas porque saben lo que tienen que hacer.

- El colegio continúa en casa. Durante el tiempo en que los menores estarán sin acudir al centro educativo y actividades extraescolares, es importante planificarse con antelación e informarlos sobre eso. Gestionar un hábito de horarios, tareas y responsabilidades en base a su edad, dedicando un tiempo diario de estudio de por lo menos 30 minutos por cada materia donde realizará las tareas encomendadas a través del Avalar o bien repasará los contenidos ya impartidos.

Es positivo también mantener los horarios y hábitos familiares habituales, evitando que esta situación altere el orden, estructura y seguridad que proporcionan las rutinas

- Saber conciliar. Promover el tiempo para el deporte, juego libre, movimiento corporal, incluso dejar tiempo para el aburrimiento. Diferenciar entre los horarios y rutinas de un día entre semana de los del fin de semana.

Buscar también la mejor forma de conciliar la vida laboral y familiar organizando los horarios con el otro progenitor, familiares, u otros apoyos, si los hubiera

- Tiempo para la creatividad. 

Aprovechar esta situación para pasar más tiempo y disfrutar del ocio en familia, algo tan necesario y escaso habitualmente. Cuando no lo tenemos, lo echamos de menos. Puede ser un tiempo perfecto para la creatividad en solitario y/o en compañía. Para cocinar, por ejemplo, para hacer pequeños arreglos, que siempre dejas para otro momento o para decorar la casa.  Organiza por ejemplo un concurso de ideas para decorar la casa, o preparar comidas diferentes. Organizar también los armarios, retirar la ropa que ya no utiliza, piensa en quién puede usarla. Un taller de cuentos puede ser muy divertido. Cuando esto pase puede que haya menos momentos para estas actividades.


 

NEWSLETTER

Suscríbete gratis al boletín especial del coronavirus de La Región

 

Ser conocedor de la realidad sin caer en el pánico o el alarmismo

Dentro de la avalancha informativa que está provocando la epidemia del coronavirus es conveniente no alarmarse ni estimular el miedo y mucho menos el pánico.  Ser realista, a pesar de hay muchas personas que fallecen cada día, la mayoría de las personas se están curando. Proteger a los niños de toda la información que pueda ocasionarles malestar y preocupación porque pueden no interpretar bien esa información. Sin olvidar dar seguridad sobre el estado de salud de los adultos de su entorno, por ejemplo, los abuelos, informarles que saben protegerse y cuidarse. Paralelamente, diferentes organizaciones están poniendo su trabajo a disposición de la infancia y la adolescencia. Es el caso de la Asociación para a Saúde Emocional na Infancia e Adolescencia (Aseia). La entidad, mientras dure el estado de alarma, tiene en funcionamiento un "servizo de primeiros auxilios emocionais para adolescentes entre 12 e 18 anos e coidadores de nenas/os de 0 a 11 anos" que está siendo atendido por profesionales da psicología clínica o sanitaria, trabajo social, enfermería y educación social, todos ellos con formación específica en salud emocional en la infancia y en la adolescencia. La atención se realiza telefónicamente y es gratuita. El número es el 622245545.