Ourense

San Cibrao, el municipio que recauda más impuestos del área metropolitana

Ourense

ARCAS MUNICIPALES

San Cibrao, el municipio que recauda más impuestos del área metropolitana

El Concello de A Peroxa lidera el ránking de menor presión fiscal.
photo_cameraEl Concello de A Peroxa lidera el ránking de menor presión fiscal.

La concentración de empresas eleva sus ingresos per capita a 748 euros al año, superando a Nogueira de Ramuín y la ciudad

Las diferencias entre lo que recaudan per capita los concellos del área metropolitana de Ourense llegan a los 569 euros al año. De esta forma, mientras que las arcas del Concello de San Cibrao das Viñas engordan al año por vecino 748 euros –vinculado a la repercusión impositiva derivada de la fuerte presencia industrial en el municipio–, en A Peroxa no pasan de los 179 euros. En la ciudad, por ejemplo, suman 655 euros. 

Desenmarañando los números, en la raíz de estas diferencias en encontramos, de inicio, las diferentes tipologías de cada concello, con rasgos determinantes como el padrón municipal –son datos relativos– o la presencia de empresas. Así, si en San Cibrao influye su polígono, la segunda posición en este ránking de Nogueira de Ramuín (consigue 717 euros per cápita) está directamente vinculada al canon anual de los embalses. Avanzando más allá aparecen las diferencias en la presión fiscal que ejerce cada Concello a sus vecinos, en los impuestos directos, indirectos y tasas que el gobierno tiene registrado en sus presupuestos municipales.

Competencia municipal

Los únicos impuestos de competencia municipal  son el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y las tasas por los servicios básicos, así como los impuestos indirectos por obras y construcciones. Es el IBI el que marca la principal diferencia entre la mayoría de concellos del área metropolitana y la capital. Mientras en Ourense la recaudación por IBI asciende a 33 millones, lo que arroja una cifra media de 311 euros por habitante, en A Peroxa le supone a cada habitante una media de 59 euros, cinco veces menos que en la capital, en Vilamarín 75 euros, en Coles 97 euros, en Taboadela 82 y en Toén 124 euros per cápita.

En Barbadás, esta cifra se sitúa en 200 euros por habitante, en Amoeiro en 165, en Nogueira de Ramuín, en 213 euros, y en Pereiro, en 240. La otra cara de la moneda la ofrece San Cibrao, donde se alcanzan los 376 euros por habitante, 65 más que en Ourense, algo en lo que tiene mucho que ver la implantación de la industria en este municipio ourensano. 

Las tasas, determinantes

Las tasas por servicios de recogida de basura, alcantarillado o agua también suponen una importante fuente de ingresos y una diferencia entre municipios a la hora de la recaudación.Los vecinos de la capital aportan unos 14 millones de euros, una media de 131 euros por habitante, mientras que a los de Coles le supone 33, a los de A Peroxa 35 euros, en Pereiro 61 y, por ejemplo, en Toén, 114.
Otra de las diferencias vienen del IAE. De los 12.000 euros totales que ingresan Toén y A Peroxa, a los 380.000 de San Cibrao o los 125.000 de Pereiro de Aguiar. 

Pese a la “fuga fiscal", la tasa de rodaje es similar

Otro de los impuestos que es de competencia municipal es el IVTM (Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica). Ourense es  la única gran ciudad gallega que ha perdido efectivos en su parque de vehículos en la última década, según el IGE. La ciudad perdió entre 2006 y 2016 un total de 7.310 vehículos, pasando de 76.055 unidades a 68.745.Mientras, los concellos que rodean a Ourense ganaron sobre 7.500 vehículos, prácticamente los mismos que perdió la capital, en el mismo período, lo que se puede considerar una "fuga fiscal" hacia los concellos periféricos.

La diferencia de la cantidad a pagar, sin embargo, no resulta tan demoledora en lo relativo a este impuesto. En el concello  de Ourense cada contribuyente toca a 58,7 euros, mientras que en el municipio limítrofe de Barbadás toca a 27 euros por vecino. A Peroxa y Amoeiro son también asequibles en este apartado, al suponer 42 y 41 euros por cada contribuyente, respectivamente. En Coles, la cifra es de 52 euros, en Toén, 45 ; en Nogueira, 72; en Taboadela, 54; en San Cibrao, 58, y en Pereiro, 44.