Ourense

El desencuentro entre Jácome y Ourense en Común forzó una suspensión temporal del pleno

Ourense

POLÍTICA

El desencuentro entre Jácome y Ourense en Común forzó una suspensión temporal del pleno

Gonzalo Pérez Jácome saliendo del salón de plenos instantes después de ser insultado.
photo_cameraGonzalo Pérez Jácome saliendo del salón de plenos instantes después de ser insultado.

La Policía Local identificó al padre de la edil Ledicia Piñeiro por insultar desde el palco de invitados 

Solo mes y medio después de la constitución de la nueva Corporación municipal, la peor cara del mandato 2011-2015 ha vuelto a hacer presencia en el salón de plenos del Concello de Ourense. Crispación, alusiones personales, insultos, desalojos y una suspensión marcaron el orden del día encubierto de una sesión de cinco horas de duración que volvió a tener, una vez más, al portavoz municipal de DO, Gonzalo Pérez Jácome, en el centro de la polémica.

El conflicto comenzó durante el debate de una moción de Ourense en Común que recogía una larguísima lista de acuerdos para la puesta en marcha de una política municipal contra desahucios. La intervención del portavoz de Democracia Ourensana, criticando a la 'marea' por llevar a pleno "asuntos que no son competencia del Concello", comenzó a ser objeto de reproches por parte de dos miembros de la plataforma 'Stop Desafiuzamentos', que estaban entre el público.

Ambos estallaron cuando Jácome ironizó sobre una de las 15 medidas de la moción, que instaba a garantizar el suministro básico a quienes lo necesiten. "Para no ser católicos, habéis hecho un copia-pega de la Biblia", dijo, jocoso, lo que provocó el "noxo" de los dos miembros del colectivo, que fueron desalojados por orden del alcalde, Jesús Vázquez. "Defendede á xente!", vociferaban, ya fuera del balcón de invitados.

Menos de media hora después, ya en el debate de otra moción de Ourense en Común –la última de la orden del día– que reclamaba que la energía fuese considerada un servicio público, el portavoz de DO reiteró sus quejas por la falta de competencias del Concello en ese aspecto, acusando a la 'marea' de "gastar tiempo y recursos del pueblo para arreglar el mundo". "Estáis jugando con las ilusiones de la gente, por eso odio a los demagogos y a los comunistas", apostilló.

De nuevo, la réplica llegó desde el palco de invitados. "Hijo de puta" fue el insulto, ante el que Jácome se levantó inmediatamente, exigiendo a la Policía Local que identificase al autor. El alcalde ordenó suspender momentáneamente la sesión y convocó a los portavoces de los grupos en su despacho, mientras los agentes tomaron nota de la documentación de la persona que profirió la descalificación, padre de la edil de Ourense en Común Ledicia Piñeiro. Poco más de cinco minutos después, la sesión se reanudó con normalidad. Según confirmó Pérez Jácome, la agresión verbal contra un concejal "es un delito penal, y procederemos en consecuencia contra el ataque hecho contra la democracia".

El PP, con nueve concejales

La sesión, celebrada ayer con carácter extraordinario en sustitución del pleno ordinario de agosto, se desarrolló con la ausencia del concejal de Cultura y portavoz municipal del PP, Francisco González, cuya renuncia por incompatibilidad laboral fue formalizada tras el debate de las nueve mociones que compusieron el orden del día. La número 11 en la lista popular, Flora Moure, tomará posesión en el próximo pleno.

La ausencia de uno de los 10 ediles condicionó las votaciones en gran medida. Tanto, que fue necesario el voto de calidad del alcalde para deshacer la igualdad en dos de las mociones, además de en dos de los puntos en que fue dividida una moción socialista sobre la Casa da Xuventude.

Por norma, la dación de cuenta de la renuncia a un acta de edil no contempla intervenciones de los grupos, a pesar de que el portavoz municipal del PSdeG, José Ángel Vázquez Barquero, solicitó comentarla. Sin embargo, el edil socialista sí aprovechó el debate de otras mociones para recriminar al PP la diferencia de criterios entre el alcalde y el presidente provincial del partido, Manuel Baltar, sobre esta incompatibilidad.

Así sucedió cuando el pleno abordó una moción del PSdeG, aprobada gracias al apoyo de DO, sobre la creación de una comisión municipal para la integración del AVE en la ciudad. Tras criticar una vez más las reuniones mantenidas por Jesús Vázquez con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la ministra de Fomento, Ana Pastor, Vázquez Barquero pidió al alcalde "que lidere este proxecto e non sexa comparsa do seu partido, nin de Fomento, nin da Xunta, nin da Deputación", para asegurar a continuación que Baltar "é o alcalde in pectore desta Corporación". Más adelante, el socialista señaló que por culpa de esta situación, "hoxe –por ayer–, vostedes teñen nove concelleiros aquí, e non dez".