Ourense

Los termómetros suben sin tregua: hasta los 35 grados

Ourense

EL TIEMPO

Los termómetros suben sin tregua: hasta los 35 grados

La temperaturas están 12O por encima del valor climático aunque el pasado año se vivió algo similar

Mayo abrió boca al verano en toda la provincia y a lo grande. Este miércoles los concellos en torno al Miño (la ciudad, Leiro y Arnoia) llegaron a los 35 grados, la máxima en lo que va de  año y los vecinos notaron la sensación de un calor asfixiante ya por la mañana. En MeteoGalicia, lanzaban ayer una pregunta al aire en sus redes sociales: "O nunca visto en maio? Para seguidamente, aclarar que "no". De hecho, el año pasado se vivió un fenómeno similar -temperaturas por encima de la media para este ecuador de la primavera que quedaron rápidamente en el olvido tras un junio frío y lluvioso y los meses de julio y agosto muy irregulares. En la ciudad, el 31 de mayo de 2019 los termómetros subieron hasta los 37.5 grados  (el techo se sitúa en los 37.8 del 24 de mayo de 2017).

La temperatura media máxima en mayo, calculada con los últimos 30 años como referencia, está en los 22,9 grados por lo que los 35 grados de ayer (en Leiro incluso 35.3) superaron con mucho -12 grados- el llamado valor climático.

El calor de estos días, según el meteorólogo Juan Taboada, tiene una explicación: "Tenemos un anticiclón fuerte al norte de la Península Ibérica que bloquea las influencias del Atlántico, dan estabilidad y atraen el aire cálido del sur de la península y norte de África". Además, recuerda, que los días ya son muy largos y hay mucha radiación solar. " No estamos lejos del solsticio de verano y por lo tanto la radiación ultravioleta es alta", aclara.

El calor, aunque en forma de bochorno, continuará en los próximos días, pero con riesgo de tormenta debido a la entrada de un poco más de aire frío  en altura que da pie a la inestabilidad en el contraste con el calor en superficie.

Los ourensanos ayer sintieron más calor que otros días, al menos en la ciudad, porque ya a las diez  y media de la mañana había casi 21 grados. A partir de ahí, la curva fue en ascenso hasta casi las ocho de la tarde. A las diez de la noche, había 27 grados.