La Región

CIUDAD

Vecinos de San Francisco exigen solución al botellón

Desde hace meses, los jóvenes se colocan en el parque de la Zapatilla
El parque infantil de la Zapatilla, donde los jóvenes hacen botellón. (MARTIÑO PINAL)
El parque infantil de la Zapatilla, donde los jóvenes hacen botellón. (MARTIÑO PINAL)
Vecinos de San Francisco exigen solución al botellón

La dispersión del botellón, tras la marcha de los jóvenes de la Alameda, llega, desde hace meses, al barrio de San Francisco. El parque de la Zapatilla se ha convertido en uno de los epicentros de la "movida" nocturna de primera hora, y los vecinos de la zona, mientras tanto, no saben qué hacer para conciliar el sueño. El pasado sábado, agentes de la Policía Local peinaron la zona y animaron a varios grupos de jóvenes a abandonar el parque, donde ya se habían instalado, botella en mano, preparados para pasar allí varias horas.

"Hai moito ruido polas noites, e por moito que poñas ventás dobres non hai quen durma, métese na casa o griterío", señala un vecino de la zona. "Fai pouco montaron un albergue onde fan moitas despedidas, e monta un alboroto...", comenta otra inquilina del barrio, Rosa María Rodríguez. "De mañá tamén se escoita aos rapaces a gritos, cando xa están bebidos", añade. La resaca del botellón nocturno afecta a la convivencia vecinal de San Francisco: la zona infantil de la Zapatilla suele amanecer repleta de botellas, bolsas de plástico, vasos y cristales.

El espacio, que muestra desperfectos en el suelo de caucho, es uno de los pocos espacios donde pueden jugar los niños del barrio. "Cuando llegan los padres por la mañana se encuentran con esa estampa... Con lo peligroso que es para los niños, que se pueden cortar con los cristales", apuntan los vecinos. Cerca de la Zapatilla hay una pequeña zona de juegos de tamaño reducido, que no cubre la demanda de las calles cercanas .

“Hai que buscarlles un sitio"

Aunque el anterior gobierno local propuso una ordenanza antibotellón, la normativa no fue apoyada por todos los grupos políticos. Tras el cambio de Gobierno, la cuestión vuelve a estar encima de la mesa, mientras gran parte de la ciudadanía pide soluciones y espera a que haya soluciones reales.

"Hai que buscarlles un sitio onde non molesten a ninguén, eles se queren van facer botellón, está claro, sexa onde sexa, e o único que provoca é molestias en máis zonas da cidade", explica un vecino de San Francisco. "Haberá que atopar unha solución dunha vez para que poidamos descansar todos", añade.

Por el momento, la "movida" nocturna se asienta en el parque de la Zapatilla y en la plaza da Estrela, donde los jóvenes también impiden el descanso de los inquilinos cercanos.