Sociedad

Elvira, reina de Loiro

Sociedad

CELEBRACIÓN

Elvira, reina de Loiro

Elvira Fernández agradece la sorpresa por sus 100 años desde el balcón de su casa en Loiro, con la tuna brindando por su aniversario. ( Xesús Fariñas)
photo_camera Elvira Fernández agradece la sorpresa por sus 100 años desde el balcón de su casa en Loiro, con la tuna brindando por su aniversario. ( Xesús Fariñas)
"Que si contaba con chegar aos 100 anos? Diso nada!", dice esta mujer de Loiro (Barbadás) a la que ayer coronaron como reina del pueblo desde su balcón. Familia, vecinos y hasta la tuna se pusieron de acuerdo para felicitarla desde la calle. 

Poco después de que se decretase el estado de alarma, Elvira Fernández Calviño (Loiro, 23/11/1920) llamó a uno de sus cuatro hijos a las tres de la madrugada. Tenía 99 años. "Asusteime. Pensei que lle pasara algo, pero notei enseguida que non", sonríe ahora uno de los hijos que celebró ayer los 100 años de una buena mujer que congregó en la puerta de su casa a una gran familia (cuatro hijos, once nietos, nueve bisnietos y dos tataranietos), vecinos y hasta la tuna. Un cumpleaños diferente, con ella saludando desde el balcón al grito de "reina", en una época difícil de entender hasta para quién ha vivido un siglo. En aquella llamada, Elvira de Loiro le decía a su hijo que preparase todo, que llamase al cura, que ella se iba de este mundo raro. "Gracias a todos por vir. E que o mundo se arregle, por favor!", se emocionó desde el balcón al ver a todos los cómplices de su aniversario más atípico. 

Pulpeira, charanga y una gran mesa para en torno a 60 familiares era la idea prepandemia de los 100 años de Elvira. El covid truncó los planes y las felicitaciones llegaron con distancia de seguridad y por videollamada. Eso sí, con todos los vecinos implicados para llevarle a la mujer a la tuna de la facultad de Derecho flores, una gran pancarta y dosis de cariño en la lejanía. Poco después de la salida de la misa, la mujer se encontró con el espectáculo. Le faltó un altavoz para el discurso.  

Una mujer trabajadora 

"Ay, Xesús. Todo iso que me prepararon, non esperaba nada. Que si contaba con chegar aos 100 anos? Diso nada!", explica la mujer después de la fiesta. Antía, una nieta, le recuerda que Xabi, otro nieto, tenía razón hace una década. A los 90 años, le prometió que llegaría a los 100. "Pois si que tiña razón", sonríe la mujer.

Elvira Fernández se dedicó toda la vida a labrar sus tierras. Estuvo un corto periodo en Barcelona. Los sueldos eran bajos y volvió a Loiro para  seguir cuidando las fincas. "Esta casa fixérona meus pais co que gañaron vendendo becerros e vacas", recuerda un hijo.

La mujer se lamenta del aniversario atípico. "Podia ser doutra maneira se aínda non houbera isto (el covid). Na horta viña aí un cociñeiro ou un pulpeiro e xuntabámonos toda a familia con este día bo que fai. Pero con isto que veu...". Eso sí, miedo al virus ninguno: "Non conto con que veña onda a min!".

Una asociación impulsora

La asociación cultural Loiro na Memoria está detrás de toda la celebración del pueblo unido. "Queremos recuperar a memoria do pobo e tamén homenaxear a xente. Temos a sorte de ter tres centenarios. É unha honra facerlle esta festa a Elvira, que o vive e o desfruta. É moi emocionante porque é unha persoa moi querida. Tododos os veciños lle gravaron un video felicitándoa", explica el presidente,Manuel Fernández.