Universidad

Investigan en Portugal el baptisterio más antiguo de la Península

Universidad

Universidad

Investigan en Portugal el baptisterio más antiguo de la Península

Imagen del yacimiento de Idanha-a-Velha, en Portugal. (Foto: Pedro Carvalho)
photo_cameraImagen del yacimiento de Idanha-a-Velha, en Portugal. (Foto: Pedro Carvalho)
El ourensano Adolfo Fernández intervino en el estudio arqueológico de las piscinas bautismales

Un equipo de investigadores de las Universidades de Vigo (Campus de Ourense), Coímbra y A Coruña han conseguido datar el baptisterio cristiano más antiguo de la Península Ibérica. Las conclusiones del estudio han sido publicadas en la revista "Archaeological and Anthropological Sciences", en el que revelan la fecha de construcción de dos capillas en Idanha-a-Velha, una pequeña aldea de unos 50 vecinos situada en la Raia hispanolusa, destinadas al sacramento del bautismo. 

Los propios responsables del hallazgo explican cómo se basaron en análisis físicoquímicos y arqueológicos para poder situar la construcción de una de las piscinas bautismales ubicada en el municipio luso en la segunda mitad del siglo IV, momento en el que el territorio pertenecía al Imperio Romano. "Este baptisterio é, ata o momento, o máis antigo que se coñece na Península Ibérica, sendo un dos sinais máis antigos e importantes da presenza do cristianismo no territorio actual portugués". Así lo explican Adolfo Fernández y Pedro Carvalho, dos de los autores e investigadores participantes, procedentes de la facultad ourensana de Historia da Universidade de Vigo y de la institución académica de Coímbra. 

Los baptisterios eran construidos próximos a las primeras iglesias y constituían espacios destinados en exclusiva a otorgar el sacramento del bausitmo por inmersión. Se trata, según explican los historiadores, del antecedente a las pilas bautismales que surgirían durante la Edad Media, concretamente en el siglo XI, un total de 500 años más tarde que la descubierta en Idanha-a-Velha. La localidad, conocida como Egitania por los antiguos romanos, fue sede episcopal durante el periodo suevo-visigodo, entre los siglos V y VII después de Cristo. Con el paso de los años se ha convertido en uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Portugal. 

El estudio que recoge el descubrimiento fue realizado en el ámbito de un proyecto de investigación arqueológica llevado a cabo en la localidad lusa y en cabezado por investigadores de las universidades de Coimbra y Nova de Lisboa, junto con especialistas de Vigo y A Coruña, dentro del protocolo entre las instituciones universitarias y la Direção Regional de Cultura do Centro.

Más en Universidad