Universidad

Manuel Reigosa: “Parece difícil que recuperemos este curso la actividad presencial"

Universidad

entrevisç

Manuel Reigosa: “Parece difícil que recuperemos este curso la actividad presencial"

20200403200814659_result
photo_camera20200403200814659_result
El rector de la Universidade de Vigo analiza cómo está afectando la crisis del coronavirus a la institución

Manuel Reigosa ha desarrollado una actividad frenética en los veinte días que han pasado desde que el Gobierno decretó el estado de alarma para intentar frenar la expansión del coronavirus, un tiempo en el que la Universidade de Vigo ha tenido que pasar de las clases presenciales a las virtuales y ha colaborado también para frenar al COVID-19 con distintos proyectos.

¿Qué balance hace de estos veinte días de estado de alarma en lo que se refiere a la Universidade de Vigo?

Han sido veinte días de adaptación. De pasar de la docencia presencial a la no presencial. Aprovechando que había unas herramientas que ya estaban en marcha, utilizamos una de ellas, que permite interaccionar con los alumnos y que ya se estaba usando con asiduidad, aunque era se están utilizando prácticamente el doble de lo que se hacía antes. E hicimos también un semestre virtual de todas las aulas de la Universidad, es decir, para cada centro hay una sala virtual por cada aula en la que se impartía clase. Eso nos permite dar también docencia sincronizada: tener en la misma sala al profesor con su presentación con vídeos o con lo que precise, y los alumnos pueden seguir la clase en directo. El sistema está funcionando bien. No es exactamente lo mismo que la clase presencial, pero es bastante semejante. Obliga a un mayor esfuerzos por ambas partes, pero dadas las circunstancias no había otra solución.

¿Se está utilizando el sistema en todas las facultades?

Sí. Tenemos datos del funcionamiento diario de cada una de las salas y cada día se utilizan más. También hay alguna facultad o algún centro que en vez de utilizar las herramientas que pusimos encima de la mesa están usando otras semejantes, pero cada día se va sumando más gente al sistema. El campus remoto o virtual permite incluso mantener los horarios que ya existían.

Los rectores de las tres universidades gallegas tienen el próximo lunes una reunión con la Xunta, ¿cuál va a ser la postura de la de Vigo?

Cada semana o diez días tenemos una reunión con la conselleira y su equipo, y el punto más importante que se tratará en la próxima será seguramente definir cómo será el final del curso académico. Supongo que habrá una postura común que podamos anunciar tanto al alumnado como al profesorado.

Otras universidades han optado ya por dar por finalizado el curso de manera presencial, ¿es una de las posibilidades?

Sí. Todavía no sabemos cuándo vamos a poder recuperar la actividad habitual, pero en todo caso, dentro de los escenarios que contemplamos, está obviamente no terminar el curso con clases presenciales. Por eso tenemos estas dos herramientas que nos van a permitir hacer más o menos el mismo trabajo, aunque sea a distancia. Parece bastante lógico que sea difícil que recuperemos la actividad presencial. Por eso espero que el lunes tomemos una postura, más que nada para anunciar al alumnado cómo se va a terminar este curso.

¿Cuáles son las mayores preocupaciones o demandas de alumnos y profesores en este momento?

Tuvimos una preocupación inicial bastante fuerte por las personas que están en la "brecha digital", es decir, que tienen dificultades para poder seguir desde sus hogares las clases a distancia. Venimos haciendo todo lo posible para cerrar esa brecha y creo que a lo largo de la semana que viene podremos llegar a los alumnos que manifestaron la necesidad de una solución técnica. Era lo más preocupante, porque si alguien no tiene la conexión correcta para poder seguir las clases, queda fuera.

De la Universidade de Vigo han salido varios proyectos relacionados con la pandemia de coronavirus, ¿con cuál se queda?

Sobre todo destaco la solidaridad: cómo se implicó la parte de nuestro profesorado que tenían capacidad para ello, tanto donando material de protección, poniéndolo a disposición de las autoridades sanitarias, como poniendo sus conocimientos al servicio de la resolución de la crisis. Y luego hubo un par de iniciativas relacionadas con la fabricación de nuevos equipos. Creo que, en ese sentido, podemos sentirnos muy orgullosos de nuestra Universidad. Porque está poniendo más de lo que se le pide. Hay iniciativas que salen de la gente que están ayudando a prevenir a personas en situación de riesgo, como sanitarios o trabajadores de residencias.

También se creó una web para consultar la evolución de los casos en Galicia, ¿cómo está funcionando?

Muy bien. Es una web que crearon profesores de la Escuela de Ingeniería Aeroespacial de Ourense y está dando resultados muy correctos, con previsiones de 48 horas de cómo va evolucionando la crisis. También hubo un estudio en el que participó un investigador de nuestra Universidad, Iván Area, que hizo una previsión a más largo plazo, y hay gente que está trabajando en cuestiones que tienen que ver con la erradicación del problema, poniendo sus conocimiento al servicio de la comunidad.

¿Qué personal queda en los campus y cuál es su función?

En esto, la Universidad reaccionó muy rápido. Además de la docencia virtual, en el apartado administrativo se hizo muy rápidamente la adaptación al teletrabajo. Salvo aquellas que es imprescindible que vengan a los campus, las que tienen que ver con el mantenimiento de los edificios y de la infraestructura informática, todo el mundo esta trabajando desde casa. Y la institución está funcionando con cierta normalidad, aunque no sea de forma presencial.

¿Tienen una previsión de cuánto se puede tardar en volver a esa normalidad?

No. Estamos cada día expectantes de lo que dictaminen las autoridades competentes en ello. Nosotros lo que estamos haciendo es programar un final de curso con distintos escenarios. Uno de ellos podría ser que, como muy pronto, la vuelta a las aulas podría ser a finales de mayo, por lo que no habría mucha actividad presencial, e incluso estamos valorando la posibilidad de que no nos permitan hacer exámenes presenciales en los meses de junio y julio, y estamos buscando alternativas.

¿Existe la posibilidad de realizar exámenes no presenciales?

Sí. Estamos valorando un par de herramientas que se están poniendo a disposición de la universidad de forma gratuita y hay otra herramienta que ya tenemos. Estamos valorando las diferentes posibilidades, lo que supone un aumento del trabajo del PDI (Personal docente e investigador), y si llega ese escenario, las pondríamos en marcha. Cuando termine el periodo de alarma, seguramente haya un retorno progresivo a las actividades y entendemos que una actividad en la que se tiene que juntar mucha gente, como la presencial de la universidad, será de las que lleguen al final. Por eso intentamos tenerlo previsto todo.

¿Cuántos contagios por coronavirus de han registrado en la Universidade de Vigo y cómo se encuentran esas personas?

En total hemos tenido cuatro casos, de los que dos están dados de alta y otros dos evolucionan muy favorablemente. Entendemos que a lo largo de esta semana estarán dados de alta también.

¿Cree que se reaccionó tarde en España con el coronavirus?

Aquí tengo una opinión como ciudadano y mirando un poco lo que ha sucedido en otros países y echando la vista atrás a la hemeroteca, parece que en todos los países se tomaron medidas tarde.