Valdeorras

"Aperta" anticovid en el Sil

Valdeorras

"Aperta" anticovid en el Sil

El mural comienza a cobrar forma en la desembocadura del arroyo Cigüeño.
photo_cameraEl mural comienza a cobrar forma en la desembocadura del arroyo Cigüeño.
Un mural recordará a los "héroes" que se enfrentaron cara a cara con el covid-19. "Aperta" es la versión que Pablo Framiñán hizo del cuadro del "Abrazo" y cuya recreación en el Malecón guía Gerardo Rodríguez "Chere".

Gerardo Rodríguez "Chere" retomó ayer su plan de cambiar la imagen del Paseo do Malecón, en O Barco de Valdeorras. Sus creaciones ya embellecen la pared, antes de su llegada, pintada en un blanco monótono e insulso. Las teselas de color que utiliza en sus obras ponen una nota de color en el muro de la playa fluvial del río Sil,  que este año incluye un más que merecido homenaje a quienes se enfrentaron cara a cara, con el virus del covid-19, pero también a aquellos que lo sufrieron. De ahí, que las imágenes representarán a colectivos muy distintos, como los de los médicos, enfermeros, policías, cocineros, trabajadores de la limpieza o periodistas. Representantes de las distintas profesiones, y también jubilados o quienes sufrieron la enfermedad se sumarán a la iniciativa, colocando sus piezas en las figuras.

09122020_mosaico_2

 El mosaico tendrá unas dimensiones de aproximadamente 5 metros de largo por 3 de alto y recreará una visión muy particular del cuadro "El abrazo" de Juan Genovés, creación que "Chere" considera más representativa de la Transición española. La versión llevada al  muro del Malecón fue ideada por Pablo Framiñán, un joven estudiante de 1º de ESO, de 13 años El autor explicó ayer que el dibujo pretende trasladar al momento actual de crisis sanitaria una imagen de los tiempos del citado periodo histórico.

La pandemia no pudo con el proyecto de llenar de colores la pared, pero sí obligó a variar el método de trabajo. Impidió que niños, y no tan niños, colaborasen en la confección. La búsqueda de la máxima protección ante el virus llevó a sus promotores a tomar esta decisión, pero también los inclinó a cambiar de escenario y realizar el mural en una pared de un arroyo Cigüeño que no lleva agua en estas fechas. Gerardo Rodríguez argumentó que este lugar permitirá a los paseantes seguir los trabajos desde la pasarela peatonal e incluso desde las viviendas más  próximas.
Los materiales empleados son los que el creador utiliza habitualmente. Son restos de azulejos desechados y cuyo destino era un punto limpio. Los contactos de "Chere" con los almacenes de materiales de construcción evitaron que acabasen tirados en un contenedor. Su final es muy distinto, pues esta reutilización prolongará su vida útil muchos años.

Con una veintena de mosaicos similares realizados en Galicia (Canido, Salnés, Noia, Baiona, o Valdeorras, entre otros lugares), sus obras ya comienzan a ser visibles fuera del territorio gallego. Sin embargo, no es fácil desarrollar esta labor creativa en tiempos de pandemia. De ahí que Gerardo Rodríguez agradeciese la llamada del Concello de O Barco mientras continúan pendientes los encargos de Ourense, Muxía o A Illa.