Valdeorras

O Barco revisará el estado de las calles del casco antiguo

Valdeorras

VALDEORRAS

O Barco revisará el estado de las calles del casco antiguo

Deficiencias en el piso del casco antiguo de O Barco con baldosas semilevantadas.
photo_cameraDeficiencias en el piso del casco antiguo de O Barco con baldosas semilevantadas.

Quejas vecinales llevan a buscar soluciones al deficiente empedrado y a las tuberías de residuales

El estado en que se encuentran las infraestructuras de las calles de San Mauro, San Roque y Real, o lo que es lo mismo, del casco antiguo barquense, preocupa en el Concello. Vecinos del barrio trasladaron su malestar por sus deficiencias al concejal de Riada Cidadá, Félix García Yáñez, y también al alcalde socialista, Alfredo García Rodríguez.

García Yáñez puso sobre la mesa los problemas de filtraciones de la red de tuberías de residuales. Recordó que un grupo de vecinos se quejó de que este problema no fue resuelto en todos los sótanos, a pesar del novedoso proyecto de encamisado de tuberías con manga flexible, ejecutado en abril. Este método permitió forrar las conducciones sin necesidad de abrir la calle.

Las reclamaciones de los vecinos también llegaron al alcalde de O Barco. Alfredo García explicó que los trabajos se centraron en el colector general y añadió que las deficiencias que tenía fueron corregidas. Esta circunstancia llevó a los técnicos a ubicar el origen de las filtraciones en las acometidas de las viviendas.

La solución definitiva a estas deficiencias vendrá de una revisión "casa por casa" de las acometidas de los edificios, según explicó el regidor. El concejal de Obras y Parques Infantiles, Miguel Neira Ojea, coincidió con el regidor en que los trabajos se centraron en la tubería principal. "Os entronques non os fixeron", dijo, y apuntó la necesidad de revisar las conexiones de las viviendas del barrio. En todo caso, el edil considera que dar con la solución definitiva a las filtraciones "non vai ser fácil".

Otra deficiencia que destacó el concejal de Riada Cidadá, Félix Garcia, reside en el empedrado de las rúas del casco antiguo. Hace años que las planchas de piedra se desprenden y obligan al Concello a reemplazarlas periódicamente.

Estas deficiencias del piso de piedra de las calles del casco viejo se convirtió en un quebradero de cabeza para el equipo de gobierno barquense. Las planchas de piedra se levantan una tras otra, sin que los trabajos de los operarios municipales logren asentarlas definitivamente.

Esta situación fue confirmada por el alcalde, Alfredo García: "Haberá que tomar unha decisión acerca das pedras", dijo. En este sentido, planteó la posibilidad de levantar todas las que fuero colocadas en la zona central de la calzada para evitar que vuelvan a soltarse. "Cada dous meses cae unha persoa", confirmó el concejal de obras, Miguel Neira. Este edil atribuyó el defecto constructivo al mortero utilizado en la obra. "Ven feito de fábrica. Chega en seco, e funciona o primeiro día, degradándose co paso do tempo. Haberá que levantar toda a pedra", comentó el concejal.

Más en Valdeorras