Valdeorras

La competencia portuguesa amenaza la aceituna gallega

Valdeorras

VALDEORRAS

La competencia portuguesa amenaza la aceituna gallega

Plantación de olivos en la comarca de Valdeorras.
photo_cameraPlantación de olivos en la comarca de Valdeorras.

Los productores alertan de que se pierde la trazabilidad en el transporte a las almazaras lusas

La demanda de aceite gallego va en aumento. Lo aseguran los productores, quienes explican que la plantación de olivos se incrementa de año en año. "Vai en aumento, anque en Valdeorras non crece moito", comentó José Antonio Marcos, tesorero de la Asociación de Productores de Aceite y Aceituna de Galicia (APAAG), quien insiste en que "a unión fai a forza".

Esta multiplicacion de las plantaciones es consecuencia de la mayor demanda de un aceite elaborado con olivas gallegas, con una trazabilidad que debería estar garantizada, por encima de todo. Sin embargo, este requisito no siempre se cumple. Hay productores que transportan su fruto hasta las almazaras portuguesas porque les ofrecen precios más altos por el molturado. La diferencia es importante, y los 1,50 euros que pueden pagar los socios de APAAG en Galicia pueden caer hasta los 0,50 en el país vecino.

Las cifras son engañosas, pues los productores deben sumar al precio el coste del transporte hasta las industrias de Trás-os-Montes, pero, pero sobre todo, porque la trazabilidad se pierde totalmente. Ningún productor podrá asegurar que el aceite obtenido en Portugal es 100 % gallego. "Perdes a trazabilidade ao levalo fóra da zona. Pode haber fraude, incluso sin intención", comentó José Antonio Marcos.

El destino de parte del aceite producido en tierras portuguesas con aceituna gallega es el autoconsumo de los propios productores, pero también lo hay que se destina para la venta como producto gallego. Hay empresas que tienen su sede en Galicia y que dicen garantizar este origen para su producto a pesar de lo elaboran fuera de sus límites, falseando su origen.

Esta circunstancia afecta a las empresas que sí superan todos los controles. Es el caso de Aceites Abril. "Esas empresas venden un aceite que, en teoría es gallego, pero no tiene trazabilidad pues muelen todo en Portugal. No sabemos queépasa allí con esa aceituna", dijo Rubén Gutiérrez, encargado del Departamento de Agro de la envasadora ourensana. Aquí, aseguran buscar el precio más justo para el agricultor a la hora de fijar las tarifas, lo cual permite que esta industria, también asociada a APAAG, goce de un número de importante de productores fieles. Pese a ello, no impide que algún indeciso entregue su producción a industrias que molturan en el país vecino.


Producto gallego que debe registrarse


La Asociación de Productores de Aceite y Aceituna de Galicia cuenta actualmente con 140 productores asociados, que trabajan aproximadamente 130 hectáreas de olivares. En ellos crecen unos 120.000 olivos, según los datos que maneja el colectivo.

En todo caso, las cifras utilizadas son estimaciones, pues muchos agricultores son reacios a registrar sus olivos. En el colectivo los invitan a anotarlos en los registros oficiales de la Xunta. "Se queremos ter un produto galego hai que rexistralo", comentó el tesorero, José Antonio Marcos.

La asociación se prepara para recoger una cosecha normal, ni abundante ni escasa, según las estimaciones que maneja. Será muy similar a la de 2018, aunque con una diferencia. "O ano pasado estaba en función das zonas. Este ano está máis xeneralizada", comentó este directivo de APAAG. Si bien al principio, durante la floración, prometía unos mejores resultados, las condiciones meteorológicas, con muy pocos días de sol, fueron enfirando las expectativas despertadas.

Estas consideraciones fueron corroboradas por Rubén Gutiérrez, de Aceites Abril. "Hubo mucha floración, pero no hubo ni 20 días de sol. Será una cosecha normalita", comentó.producto gallego que debe registrarse.