Valdeorras

Detenidos en una redada antidroga en Vilamartín

Valdeorras

Detenidos en una redada antidroga en Vilamartín

La Policía estableció un amplio dispositivo en el municipio, durante el que, según los vecinos, se escucharon varios disparos

Dos vecinos de Vilarmartín de Valdeorras fueron detenidos en la tarde del pasado domingo dentro de una operación antidroga que llevó a cabo la Policía Nacional, que estableció un amplio dispositivo en el municipio. La redada comenzó a primera hora de la tarde en inmueble industrial, en el que, según relataron varios vecinos, se escucharon varios disparos.

La operación la llevaron a cabo los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría ourensa, que ayer declinó dar a conocer ningún detalle (droga intervenida y el motivo de los disparos) sobre la operación, argumentado que hay secreto de sumario.

Los agentes se desplazaron al municipio valdeorrés en varios vehículos, apoyados por un furgón, en el que durante más de una hora cargaron diverso material aprendido en unas instalaciones empresariales ubicadas en los alrededores de la misma localidad vilamartinesa. Los detenidos permanecían ayer en los calabozos de las dependencias policiales de As Lagoas a la espera de prestar declaración en el juzgado. 

Los agentes del Grupo de Estupefacientes ya iniciaron las pesquisas a principios de año ante la sospecha de que los detenidos estaba utilizando un inmueble para la venta de sustancias estupefacientes dentro de la comarca valdeorresa.

Los investigadores mantenían ayer la operación abierta y trabajaban en colaboración con las distintas comisarías gallegas, ante lo que no descartaban más detenciones en los próximos días en otros puntos del resto del territorio nacional. 

Mucho policía de paisano

Los vecinos de Vilamartín se mostraban ayer sorprendidos con el despliegue policial establecido en la tarde del pasado domingo. "Había mucho policía vestido con ropa de calle y coches camuflados", apuntó un residente, negándose a especificar el lugar concreto en que se llevó a cabo la redada. "Escuché disparos y me fui para casa, pronto descubrí que se trataba de una operación policial", añadió.

Los disparos al parecer fueron a causa de uno de los detenidos que intentó darse a la fuga en un vehículo tras percatarse de la presencia policial, aunque en la Comisaría de Ourense no confirmaron ayer que se produjeran los disparos ni si algún agente había resultado lesionado.