Valdeorras

Los empresarios reclamarán el arreglo de la N-120 y N-536

Valdeorras

La junta directiva de Aeva acordó solicitar una partida presupuestaria al Ministerio de Fomento

Los empresarios reclamarán el arreglo de la N-120 y N-536

La directiva de la Asociación Empresarial de Valdeorras acordó el lunes reclamar una partida presupuestaria al Ministerio de Fomento para el arreglo de infraestructuras viarias en la comarca. El equipo que preside Javier Rodríguez quiere que el organismo que dirige Ana Pastor se comprometa por escrito a mejorar las principales vías de comunicación de la comarca, la N-120 y N-536. Con el paso de los meses, sus deficiencias se agravan y el Gobierno central se limita a aplicar parches. 'Vamos a pedir una partida presupuestaria adecuada para realizar un repaso en condiciones', dijo el empresario.
Los bacheos difícilmente convencerán en Valdeorras. Principal foco industrial de la provincia, que le lleva a ocupar el 14º lugar en la clasificación de las 53 comarcas gallegas. Fue realizada en función del valor añadido bruto (VAB) y la recoge el Informe Económico y de Competitividad Ardán de 2012. Adelantaría su posición hasta el 5º puesto si se relaciona el VAB con el número de habitantes, quedando solo por detrás de A Coruña, Vigo, Santiago y Betanzos.

Los tributos que Valdeorras aporta a la financiación del Estado no son el único argumento de la sociedad valdeorresa para reclamar una mayor atención de las Administraciones. También está la importancia de carreteras como la N-120 y la N-536, que incide en la necesidad de reivindicar la autovía A-76, infraestructura que carece del informe de impacto ambiental a pesar de que Fomento comenzó a hablar de ella en 2004.

Por la N-120 circula buena parte del tráfico de entrada y salida a Galicia, desde Castilla y León. Según el propio Ministerio de Fomento, en 2011, la media diaria de vehículos entre O Barco y A Rúa fue de 7.807. Ese año, el tramo lucense de la autovía A-6 registró una media de 7.348 usuarios al día: un 6,25 % menos. La N-536 es la vía de acceso por excelencia al Concello de Carballeda, que concentra la mayoría de las canteras de pizarra. Sus usuarios están condenados a conducir por las 43 curvas del tramo que comunica O Barco con Sobradelo. El trazado mereció las quejas de la alcaldesa popular, María del Carmen González Quintela: 'No es adecuada para el tráfico de la pizarra. Fue construida en el año 1864 y no se cambió ni una curva', dijo.



Y además, Un tren en vía muerta

El 24 de enero de 2003, el Gobierno Central acordaba iniciar un estudio informativo para construir un tren de altas prestaciones, que debería combinar pasajeros con mercancías, entre Ponferrada y Monforte. El 14 de febrero de 2003, el Ministerio de Fomento licitó la contratación de la asistencia técnica para la redacción del estudio informativo, adjudicada en 851.000 euros a Sener Ingeniería y Sistemas SA. El diputado popular Celso Delgado lo recordaba seis años después, en marzo de 2009, al criticar al Ejecutivo central socialista porque aún no había sido finalizado. Un año después, la adjudicataria consultó a los concellos por los que deberían discurrir sus dos posibles trazados. Desde entonces no se supo nada más del proyecto. 'No hay nada nuevo', confirmó ayer el alcalde socialista de O Barco, Alfredo García Rodríguez.
Sí hubo variaciones, y graves, en los servicios de Renfe en la comarca. Las conocen bien los ancianos y estudiantes que usaban el tren regional para viajar a Ourense. Pasaba a primera hora de la mañana y ahora lo hace más de dos horas después y los deja sin tiempo para ir al médico o a realizar gestiones. También saben que hubo moficaciones en Rubiá. Aquí, PP y PSOE apoyan las protestas del pueblo de Covas por el cierre de su estación.

Más en Valdeorras