Valdeorras

La futura circunvalación de O Barco afecta a 460 parcelas

Valdeorras

infraestructuras

La futura circunvalación de O Barco afecta a 460 parcelas

Propietarios de parcelas afectadas por la futura circunvalación, tramitan las expropiaciones. (J.C.)
photo_cameraPropietarios de parcelas afectadas por la futura circunvalación, tramitan las expropiaciones. (J.C.)
Sus propietarios comenzaron a recibir el pago de unas expropiaciones que suman tres millones

El salón de actos del Edificio Multiusos de O Barco de Valdeorras ofrecía ayer lunes una imagen inusual. Empleados del Ministerio de Fomento ocuparon un fondo de la sala con las mesas y los equipos informáticos que les permitirán tramitar el pago de las expropiaciones de las aproximadamente 460 parcelas afectadas por el trazado del enlace entre la N-536 y la N-120, también conocida como la carretera de circunvalación de O Barco.

Durante toda la mañana, fueron numerosos los vecinos que pasaron por las dependencias municipales para realizar unos trámites que supondrán una inversión de 3 millones de euros, según apuntó el alcalde barquense, Alfredo García Rodríguez. La presencia del personal de Fomento se prolongará durante tod al semana. El regidor explicó que el importe de las expropiaciones incluye las tres casas que aparecen afectadas en el proyecto constructivo.

El alcalde corroboró las previsiones que apuntan a un próximo inicio de las obras de construcción de la carretera que alejará el tráfico pesado del sector de la pizarra del casco urbano barquense, eliminando así el peligro real de accidentes. "Están organizando todo para comenzar en octubre", dijo Alfredo García, confirmando los cálculos realizados por las constructoras adjudicatarias de las obras, las valdeorresas Acoval y Petrolam y Vías y Construcciones. A su vez, el plazo fijado por Fomento para la ejecución del proyecto es de 3 años.

El presupuesto supera los 47 millones de euros, según indicó el alcalde barquense recientemente. El futuro enlace tendrá una longitud de 5,6 kilómetros, correspondiendo 3,3 a la actual N-536. Este tramo tendrá un ancho  de 10 metros, correspondiendo 7 a la calzada del vial. A su vez, la anchura prevista para el segundo subtramo es de 12 metros y contará con arcenes de 2,5 metros. Esta parte del proyecto contempla la construcción de una decena de infraestructuras, incluido un túnel de 490 metros y un viaducto sobre el río Sil, con 461 metros de largo.