La Región

INCENDIOS

Investigan dos fuegos en A Rúa por su posible intencionalidad

El último de los incendios, en la noche del domingo, se inició en la cortina de un balcón que estaba abierto
Las huellas de los dos fuegos en sendas viviendas situadas en A Rúa Vella (JOSÉ PAZ).
Las huellas de los dos fuegos en sendas viviendas situadas en A Rúa Vella (JOSÉ PAZ).
Investigan dos fuegos en A Rúa por su posible intencionalidad

El incendio registrado en la madrugada de este lunes en una vivienda de la calle Fondareas de la localidad de A Rúa Vella revivió la alarma  vivida hace cinco años cuando fue detenida una vecina después de supuestamente provocar varios incendios  en inmuebles y vehículos.

La Guardia Civil mantiene una investigación abierta ante la sospecha de que el fuego registrado en la madrugada de este lunes fue intencionado. Las llamas comenzaron en la cortina de un balcón que estaba abierto hacia la citada calle. El dueño del inmueble dormía en el interior y por más que lo llamaron no respondía. Un bombero vestido de paisano que cruzaba por la zona echó mano de una manguera en la casa contigua y, junto con vecinos, sofocó el fuego al tiempo que alertaba a sus compañeros. Al lugar se desplazaron dos unidades, pero ya no tuvieron que intervenir.

La situación alarmó a los residente del barrio. "Hay preocupación porque ya hace unas semanas tuvimos un incendio similar en otra vivienda", apuntó el alcalde,  Álvaro José Fernández.

El otro incendio fue el pasado 20 de junio también en una vivienda del mismo barrio. Entonces, las llamas se iniciaron en otra cortina, de plástico, que colgaba en el exterior de una puerta.

Este incendio pasó inicialmente inadvertido, tanto para los vecinos como para las fuerzas de seguridad, que este lunes recaban información entre los afectados. "Es mucha casualidad que se inicien dos fuegos prácticamente de la misma forma y en la misma franja horaria, de madrugada", apuntaron fuentes del Instituto Armado, que intensificó la vigilancia a lo largo del casco urbano ante la sospecha de que puedan registrarse más fuegos en inmuebles e identificar a los autores.

Los agentes también investigan un incendio que se declaró a mediados del pasado mes de julio en un solar con abundante  maleza entre las viviendas también de A Rúaa Vella. Entonces, las llamas fueron apagadas por los  propios vecinos, que este lunes aseguraban que fueron intencionadas. 

La Guardia Civil desliga este último incendio de los dos registrados en viviendas. Sospechan que fue para quemar maleza y restos de basura. 


Control de los posibles incendiarios


El alcalde, Álvaro José Fernández, reconoce que la población de A Rúa Vella está "un poco alarmada" al tiempo que atribuía los fuegos a "una posible gamberrada. Es lo que quiero pensar,  porque no creo que haya alguien que pretenda hacer daño de esta manera", aseguró.

Mientras, la Guardia Civil vigila de cerca a posibles pirómanos y no descarta estar ante un caso como el registrado a finales del año 2014 cuando se sucedió una oleada de fuegos en galpones, viviendas y vehículos estacionados. Entonces, los fuegos se declararon  mayoritariamente en el núcleo de  Fontei.  La Guardia Civil también intensificó de aquellas  la vigilancia, que dio frutos a en los primeros días del 2015 con la detención de una vecina.

Los vecinos comenzaron a extremar las precauciones durante la noche, evitando dejar material inflamables en las puertas y ventanas.