Valdeorras

Saldar 1,6 millones de deuda permite invertir a Vilamartín

Valdeorras

Inversión

Saldar 1,6 millones de deuda permite invertir a Vilamartín

Obras en el centro social de Arnado. (Foto: J. C.)
photo_cameraObras en el centro social de Arnado. (Foto: J. C.)
El Concello mejora las traídas de agua, iluminación, centros sociales y una ruta de senderismo

Los 1,6 millones de euros que, hace nueve años, adeudaba el Concello de Vilamartín de Valdeorras fueron reducidos a apenas 170.000 por el equipo de gobierno socialista, que dirige Enrique Álvarez Barreiro. "Costou moito pagar a deuda. Agora empezamos a facer cousas", dijo ayer el regidor vilamartinés. No se olvidó de reseñar que, hace nueve años, heredó el endeudamiento de sus predecesores en el cargo.

En la actualidad, las arcas municipales vilamartinesas únicamente deben 170.000 euros, una cantidad que no supone excesivo problema. "Temos remanente para saldar a débeda, mais iremos amortizándoa. Isto nos permite andar máis folgados, anque seguimos dependendo das outras administracións para certos proxectos", dijo Álvarez Barreiro.

La bonanza económica que disfruta el Concello valdeorrés permitió acometer la instalación de contadores en los depósitos de varios pueblos del municipio. Únicamente escapan de esta actuación Portela, Córgomo y Baxeles, cuyos vecinos decidieron asumir ellos mismos la gestión del abastecimiento.

El Concello también inició la instalación de contadores en los depósitos de los núcleos restantes, que dispondrán de válbulas reguladoras de la presión del agua, destinadas a evitar las frecuentes roturas que acusan actualmente.

Enrique Álvarez explicó que, una vez finalizada la regularización de todas las traídas, serán los vecinos los que deberán continuar el proyecto iniciado con la instalación de contadores. "Cando teñamos todo regularizado se obligará a poñer contadores", explicó el alcalde, Enrique Álvarez.

Esta actuación, además de permitir regularizar las traídas, posibilitará un mayor control del agua y detectar posibles averías o malos usos, evitando situaciones de escasez como las que se repiten año tras año.

Otro proyecto en el que trabaja el Concello beneficiará a los vecinos de Arnado, donde está acondicionando un centro social, fruto de "unha decisión do grupo de goberno e dos veciños", según dijo. Las obras en pasos de agua, como el del regato de Rascupín, entre Valencia do Sil y Penouta, que ya autorizó la Confederación Hidrográfica do Miño-Sil son otras iniciativas del equipo de gobierno. Además, prosigue la renovación del alumbrado público con lámparas "led" y la homologación de una ruta de senderismo entre Vilamartín y Cernego.



Las actuaciones superan los doscientos mil euros

Los proyectos que centran los trabajos del equipo de gobierno vilamartinés superan los 200.000 euros. El alcalde indicó que el más importante, la colocación de lámparas "led", es subvencionado con 184.000 euros por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE). Los restantes costarán 13.000 euros (traídas), 12.000 (pasos de agua) y 15.000 (centro social).