La Región

REPORTAJE

Visigodos contra la despoblación

El valdeorrés Lauro Olmo Enciso dirige desde hace tres décadas las excavaciones del Parque Arqueológico de Recópolis, que está beneficiando al turismo de este pueblo de Guadalajara
Vista áerea de la ciudad de Recópolis dominando un meandro del río Tajo. (Foto: Cedida)
Vista áerea de la ciudad de Recópolis dominando un meandro del río Tajo. (Foto: Cedida)
Visigodos contra la despoblación

Zorita de los Canes es un municipio situado en Guadalajara que apenas alcanza el centenar de vecinos. En invierno son la mitad. La ciudad visigoda que ordenó levantar en su entorno el rey Leovigildo en el 578 d.C es el motivo del mayor proyecto de transformación social en el que muchos colocan las esperanzas.

Recópolis, así llamó Leovigildo a la gran urbe en honor a su hijo Recaredo, es uno de los parques arqueológicos más importantes de Castilla y La Mancha y cuyos trabajos de excavación dirige el catedrático en Arqueología Lauro Olmo Enciso, hijo del dramaturgo valdeorrés Lauro Olmo y la escritora Pilar Enciso.

"Cuando me encargaron un lema para el parque supongo que pensarían en algo como 'la gran ciudad visigoda', pero lo tenía claro: es un proyecto de transformación social", explica el profesor al otro lado del teléfono. El futuro de la España vaciada tiene un filón en el patrimonio, está convencido. Quieren llegar a las 100.000 visitas en el parque. En los últimos meses, llegan a Zorita de los Canes 600 personas cada fin de semana. 


Toda una ciudad construida


"Pertenezco a una generación que se rebeló contra el statu quo de la arqueología que se había dado en España, que era fundamentalmente clásica. Relanzamos la arqueología medieval y reivindicamos el estudio de un pasado que había quedado relegado. Tuve vocación por los comienzos de la Edad Media y cuando era universitario ya había ido a excavar a Recópolis".

Sería en 1992 cuando se haría cargo de los trabajos de excavación de esta ciudad visigoda cuya sorpresa es que "en el interior de su muralla de 2 kilómetros está toda construida. Es una sorpresa a nivel europeo porque entonces los modelos de ciudad eran más pequeñas y esta es completa de nueva planta". Un perímetro de 30 hectáreas en el que queda el 92% por investigar.

La revolución mediática llegó hace unos meses cuando se barajó la posibilidad de que puede estar en Recópolis la primera mezquita de Europa. "Sabíamos que tuvo ocupación en época islámica y hay un edificio que sí podría ser una mezquita". La infraestructura todavía está bajo el terreno. La arqueología ha de ser lenta. Recópolis todavía tiene un 92% sin excavar. 

"Cada estrato excavado no es como leer una página, sino leerla y arrancarla. Los que estudian la historia de fuentes históricas siempre pueden volver al incunable. Nosotros ya hemos arrancado esa página. Cuando una unidad se excava, ya no se puede volver a ella".


Impulso internacional


Gracias a la beca postdoctoral que Olmo cursó en la Universidad de Harvard desde 1989 a 1992 estableció una serie de contactos. Esta universidad, junto a la Universidad de Alcalá (en la que ejerce Olmo) y la de Fráncfort impulsan un estudio en Recópolis que permite continuar con los hallazgos. 

"Creo que en Recópolis nos hemos dejado todo. Es un esfuerzo colectivo. Sin el componente vocacional, las cosas irían todavía más lentas". 

La reivindicación, necesaria. "Todos podríamos hacer mucho más. En patrimonio, dejan mucho que desear las financiaciones en arqueología. El gran desafío que tiene España es la divulgación del patrimonio. No tenemos una estrategia general, pero las comunidades, las diputaciones y las provincias tienen mucho que hacer".



La Ribeira Sacra, el reto ourensano que propone Lauro Olmo

A Lauro Olmo Enciso le encanta hablar de su tierra, Valdeorras. El proyecto de transformación social de Recópolis, en la España vaciada, podría darse en la provincia.

"Ourense ahora tiene un elemento de gran responsabilidad. Conseguir que la Ribeira Sacra sea declarada Patrimonio de la Humanidad en 2021", dice."Santa Cristina de Ribas de Sil y su castaño es uno de los sitios más increíble. La Ribeira Sacra es riqueza de producción de vino, castaños, historia...", dice. Mención especial para el monasterio de Xagoaza, en su Valdeorras natal.

"Reivindico estos paisajes. Se podrían establecer rutas en Valdeorras hablando desde la prehistoria hasta la  explotación de pizarra", dice. Menciona también las posibilidades para el turismo  del yacimiento de Aquis Querquennis, en Bande.