Imprimir

Los empresarios de la zona oriental de Ourense reclaman conectar con el AVE

La Región | 16 de mayo de 2019

Carretera OU-533, de alta montaña, y cuya mejora permitiría acercar el AVE a la zona oriental y El Bierzo.
Carretera OU-533, de alta montaña, y cuya mejora permitiría acercar el AVE a la zona oriental y El Bierzo.

En Valdeorras ven con buenos ojos un mejor vial con A Gudiña, pero exigen que no se quede en el papel y que se ejecute

La cada vez más cercana llegada del AVE crea expectativas de dinamización de todo el área de influencia, que abarca casi al completo la provincia de Ourense pero que topa con un problema vital, que es el aislamiento actual de la zona oriental. El gobierno de la Xunta recogió el guante de la aprobación de la reforma de la OU-533 entre A Rúa y A Gudiña,donde se construye la estación del AVE "Porta de Galicia", a raíz de una moción presentada por el grupo popular en el Parlamento.

 El empresariado de la comarca de Valdeorras ha tomado con ilusión la propuesta, aunque pide que no se quede en el papel y que se ejecute, para vertebrar a una zona que se siente aislada. "Está claro que queremos sacarle el mayor partido posible a la llegada del AVE, para nosotros sería una buena noticia", señala Araceli Fernández, presidenta de AEVA (Asociación de Empresarios de Valdeorras). 

Estas infraestructuras se enmarcan dentro del impulso a todo el noroeste español, que precisamente esta semana volvía a reclamar una "discriminación positiva" desde el Gobierno central.

 Actualmente, parte de la comarca de Valdeorras, junto a su vecina del Bierzo, utilizan el AVE a León, aunque el viaje puede llevar hasta dos horas. Con la llegada de la alta velocidad a la provincia, ganarían mucho tiempo, ya que una vía de alta capacidad les permitiría conectar con el sur de la provincia en menos de una hora. "Esta mejora nos permitiría, además, tener la alternativa por la A-52. El objetivo es poder comunicarnos con el resto de Galicia y con Madrid, algo que llevamos mucho tiempo reivindicando, porque estamos bastante  incomunicados", añade Fernández. 

Junto a esta noticia de la OU-533 y la vía libre para la ocupación de terrenos para la circunvalación de O Barco, al menos se ha disipado ligeramente el pesimismo: "Eso implica que no tendremos que empezar todos los trámites de nuevo".


Mejoría notable


Expertos de economía sostienen que la llegada del AVE podría justificar la apuesta por una vía de alta capacidad. El actual trayecto de A Gudiña a Ponferrada es por carretera secundaria, "lo que penaliza el desplazamiento, que suele llevar cerca de una hora y media", indica el profesor de Economía Aplicada Alberto Vaquero. "Si hubiera una vía rápida o autovía se podría hace en cerca de una hora. Precisamente una hora no supone una demora excesiva para conectar una vía rápida con la alta velocidad, puesto que es el tiempo que se tarda de Ourense al aeropuerto de Vigo y algo menos de lo que se tarda desde Ourense a Santiago para coger un avión", explica el profesor. 

Bajo esta premisa, sostiene Vaquero que "esa hora es clave para defender las comunicaciones del AVE con otros transportes", y por lo tanto, es ahora el momento de reivindicar esas infraestructuras, que consigan que la provincia gravite en torno al AVE y para conseguir una verdadera intermodalidad. Por su parte, los socialistas pidieron en el Parlamento ya la habilitación de un tercer carril para facilitar el tránsito. 

Si se contase con infraestructuras adecuadas, "se mejorarían notablemente los desplazamientos, tanto de personas como de mercancías, y se obtendría mucha mayor rentabilidad de la inversión del AVE a Galicia, que ha sido en ocasiones muy cuestionada", añade Vaquero.

Concuerda con lo que sostiene el empresariado valdeorrés, que no quiere desaprovechar también la llegada del AVE, al igual que han manifestado desde el Norte de Portugal o la región leonesa de El Bierzo.


Oportunidad para una zona lastrada por la despoblación


La vía que vertebraría ese oriente provincial atraviesa los municipios de A Rúa, Petín, Larouco, O Bolo, A Veiga, Viana do Bolo, Vilariño de Conso y A Gudiña, afectados por un fuerte proceso de despoblación. 

"El efecto debiera ser positivo, sobre todo pensando en las comunicaciones con el interior de Galicia, que han tenido menos inversiones que, por ejemplo, las de la costa", aprecia el profesor Alberto Vaquero. 

Con la España "vaciada" en boca de todos,  este tipo de infraestructuras podría ofrecer una salida a los problemas demográficos que sufren gran parte de los concellos del área oriental, muchos de ellos en la lista de los que presentan menos densidad  de población. 

Esto "permitiría aumentar los flujos comerciales y de viajeros, de comarcas, villas y ciudades, relativamente cercanas en distancia, pero alejadas por el tipo de carretera y trazado con el que se cuenta en la actualidad", sostiene este profesor del Campus. 

Para el municipio de A Gudiña, esta mejora supondría también otro soplo de aire fresco en su intención de convertirse en nodo de comunicaciones, emulando el papel que ejerce hoy en día la localidad zamorana de Benavente. 

"Interésanos moito tanto esta infraestrutra como a dos portugueses, sería moi importante para a toda a comunicación da zona oriental. Agora que se fala da despoboación, isto é o que necesitamos, comunicacións para que a xente teña bos accesos", señala el regidor de A Gudiña, José María Lago. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/ourense/empresarios-zona-oriental-ourense-reclaman-conectar-ave/20190516070100872103.html


© 2019 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons