Opinión

La fiel infantería española

Opinión

La fiel infantería española

Es un cuerpo del ejército compuesto por tropa o personal de a pie para conquistar y mantener el terreno. Según Roberto Gutiérrez: “La infantería es el arma principal de combate, y en provecho suyo por tanto han de actuar todas las demás”, diciendo cómo se definía este arma en 1983. Todos los cambios tecnológicos, incluida la inteligencia artificial, no han hecho cambiar esta definición. Su creación se remonta a los Tercios en 1534 y fue durante mucho tiempo el arma más fuerte de Europa. La falta de dinero repercutió en su preparación. Su coraje sigue vivo, como lo está demostrando en las misiones en las que está participando, por ello es aplicable lo que dice su himno: “Siempre nos quedará la fiel infantería…”. Desde los tiempos más remotos no debemos olvidar que no hay conquista sin que sea pisada por tropas; tanto es así que visto lo sucedido en Iraq, Afganistán y Libia, territorios que no fueron conquistados, de ahí los problemas que ahora se tienen, que EEUU ha tenido que enviar a la tropa de tierra US Army. 

Las tropas terrestres no son nuevas: las legiones romanas tenían en las tropas de a pie el arma para dominar y vencer en el combate. Con las nuevas armas, especialmente desde la Primera Guerra Mundial, las tropas de infantería fueron puestas en cuestión, pensado que todas las otras armas con un material moderno la podrían sustituir.

La organización de la Infantería española data de 1704, adaptándola a lo que hoy conocemos por regimientos, de un batallón compuesto por 12 compañías.  Los nombres se les fueron dando según la antigüedad, correspondiendo normalmente a denominaciones geográficas de provincias o ciudades. El primero es conocido con el nombre Inmemorial del Rey, que es el n° 1 y data de las tropas creadas después de la toma de Sevilla por Fernando III. Los primeros infantes de Marina salieron de este Regimiento. En Ourense tuvimos, y muchos lo recordarán, el Zamora n° 8, conocido como “El Fiel”.

Con orgullo defendieron a la Virgen Inmaculada desde su inicio, y tan querida es por ellos que le llaman la Purísima, y desde siempre la han tenido como patrona, y lo celebran por todo la alto el 8 de diciembre de cada año, teniéndola como protectora, siendo una característica secular de la Infantería española.