Opinión

Aeropuerto Rosalía de Castro

Opinión

Aeropuerto Rosalía de Castro

Un colega llamó para intercambiar impresiones sobre la declaración institucional del Concello de Santiago de Compostela para solicitar al Ministerio de Fomento y a Aena que permitan consagrar el aeropuerto de Lavacolla a la escritora Rosalía de Castro. Mientras explicaba que la iniciativa de Compostela Aberta contó con el respaldo de todas las fuerzas políticas de una corporación municipal que no fue capaz de llegar a acuerdos para aprobar los presupuestos de este año, la cabeza se fue inmediatamente a la final del programa MasterChef Junior. En el repaso a los mejores momentos del espectáculo culinario apareció un rapaz hurgándose la nariz con saña después de examinar concienzudamente el nivel de cera en las orejas.

–¿Quieres un kleenex? –preguntó con disimulo Eva González.
–¿Qué es eso? –se interesó el cativo sin abandonar la faena. 
–Un pañuelito de papel –aclaró la presentadora.
–¿Para qué?

El colega a punto estuvo de colgar cuando por respuesta escuchó la anécdota. Tiró del argumentario de la declaración institucional para reprochar la indiferencia por una propuesta que considera brillante. Que si Rosalía de Castro es el mayor referente de la literatura galega y de reconocimiento mundial; que escribió versos desgarradores sobre la emigración, que la idea está cargada de simbolismo a favor de la igualdad, que...

No hubo consenso.El abuso del nombre y de la imagen de Rosalía roza el fetichismo en un país que se agarra a los mismos cuatro referentes como si no tuviese más historia. "Que se vayan dando prisa porque en el momento que el Partido Popular llegue otra vez a la Alcaldía de Santiago puede proponer que se llame presidente Manuel Fraga", bromeó más tarde un compañero del ramo al comentar la conversación telefónica.

"Pues tampoco está tan mal traído, quizá así los chavales al llegar al Aeroporto Rosalía de Castro-Santiago de Compostela-Lavacolla busquen en internet quién fue y de paso se enteran de su obra", añadió con ‘retranca' otro compañero. Rosalía de Castro vuela sin necesidad de aeropuerto.