EDUACIÓN

El CPI de Maside “importa" a 40 niños de otros municipios

Un comedor de calidad, la reforma de instalaciones y demás servicios logran 260 matriculados

La nueva cocina recientemente reformada con fondos propios del colegio. (J. PAZ)
La nueva cocina recientemente reformada con fondos propios del colegio. (J. PAZ)
El CPI de Maside “importa" a 40 niños de otros municipios

El CPI Terras de Maside es uno de los privilegiados centros educativos del rural de Ourense en el que ha crecido el número de matriculados. La evolución ascendente se iniciaba en el curso 2007-2008, con 194 alumnos frente a los 175 inscriptos el año anterior, y así fue aumentando hasta contar en la actualidad con un total de 260, doce más que en 2015-2016. El director del colegio, Luis Veloso, manifestaba que incluso se pudo haber sobrepasado este número, ya que quedaron fuera cinco niños por no disponer de más plazas en el comedor escolar.

La mayor parte del alumnado es de Maside y también de San Amaro y Punxín (el área que abarca el centro), si bien, hay cerca de 40 que proceden de otros municipios cercanos, pese a que no tienen derecho a transporte, por lo que son trasladados a diario por sus familiares, ni tampoco a los descuentos en función de la renta para el comedor, por cuyo motivo pagan el coste íntegro de 4,5 euros por día.

Luis Veloso considera que en el progresivo incremento de matrículas influyen los servicios de calidad que se ofrecen y unas instalaciones que se han ido reformando y modernizando en los últimos años. Así, el comedor es demandado prácticamente por la totalidad de las familias, porque para este servicio se cuenta con un cocinero y dos ayudantes, que sólo utilizan productos tan frescos como el pescado que llega dos días a la semana directamente desde A Coruña. "Os alimentos cocíñanse no forno ao vapor, non se come nada conxelado, e casi ningún frito", puntualiza el director. Este es un importante aliciente para las familias y por eso se acaba de realizar una profunda reforma de la cocina, con una inversión de 30.000 euros financiada con fondos propios, dentro de la renovación de instalaciones que acomete el centro.

Otros aspectos que valoran los demandantes es la estabilidad del profesorado y del equipo directivo, el mismo desde el 2009, además de que los escolares entran con tres años y estudian en el mismo centro hasta concluir la ESO.

Un aula ecosostenible de informática

"Estamos moi satisfeitos porque nos outros centros baixa a matrícula e aquí subimos", apunta Luis Veloso.

El colegio también ofrece el servicio de acogida de los escolares desde las 07,30 horas, del que se benefician 24 niños, para lo que se cuenta con apoyo de la ANPA, que también organiza actividades extraescolares. En lo que se refiere a la mejora de instalaciones, a la reforma de la cocina se añaden en los últimos años otras intervenciones en la zona de juegos, en donde también se han pintado murales, o la habilitación de un espacio para recibir a los niños más madrugadores. Además, el 80% de las clases están informatizadas y está en proyecto para el 2018 la construcción de un aula de nuevas tecnologías ecosostenible, en el patio del centro, para la que se pedirá ayuda a la Xunta de Galicia.